stuart price

Zoot Woman Star Climbing Review

[Review] – Zoot Woman – Star Climbing

 

5 largos años. Eso es lo que hemos tenido que esperar los fans de Zoot Woman a que Stuart Price y los hermanos Blake graben nuevo disco.

Como ya es tradición, les he comprado el disco en iTunes (estaba ya en preorder) que estaba a muy buen precio y hay que apoyarles, que quiero más y más discos así. Ya le he dado sus buenas escuchas y, cómo no, quiero compartir con vosotros lo que pienso de este ‘Star Climbing’. Aunque, spoiler alert: lo que suena es precioso:

 

Don’t Tear Yourself Apart

El tema que abre el disco es algo así como el primer single (aunque el segundo tema que escuchamos). Cogiendo las riendas de ‘Saturation’, ese larguísimo viaje estratosférico de ‘Things Are What They Used To Be’, Zoot Woman vuelve a ponerse trascendental con un sonido crescendo, introductorio y con una producción electropop totalmente actualizada a los tiempos que corren, acompañada de una letra motivacional pero sin caer en tópicos, que nunca viene mal. Uno de los temas más interesantes del disco, y esto sólo acaba de empezar.

08/10

Silhouette

El segundo de los temas que regalaban con el preorder es una de esas canciones superadas por su propia producción. Escucharla con auriculares en condiciones es un verdadero placer, disfrutar de su percusión y, sobre todo, de su bajo, es un lujo para los oídos. Pero la canción en sí es bastante regular y poco arriesgada. Suerte de su producción.

06/10

Coming Up for Air

Si en la mayoría de temas escuchamos sonidos renovados, casi futuristas, con un electropop rock evolucionado, aquí volvemos a los orígenes. Si te gustaban los Zoot Woman de sus dos primeros discos, de ‘It’s Automatic’, este es tu tema. Synthpop ochentero, aunque realmente atemporal. Una verdadera cucada.

09/10

Nothing in the World

Aquí empezamos a ver el armamento de verdad, la vajilla buena está en la mesa. Ese pop rock dulce, con cada arreglo cuidado a la perfección y un resultado meticulosamente estudiado para que nos emocione y nos haga bailar por partes iguales. Una canción road trip, como yo las llamo: que te emocionan y te animan a seguir adelante y a conseguir todo lo que te propongas. ¿Lo mejor? ¡Todo! Un estribillo potente, un bajonazo a lo ‘Hung Up’ corto pero eficiente y un sonido de película sci fi de los 80 que enamora.

10/10

Rock & Roll Symphony

Otro temazo que en algunos momentos nos lleva a los Daft Punk más 2013, con ese electropop mezclado con instrumentos, sin obviar el vocoder robótico, pero sin perder la esencia ZW. Otro de esos temas a disfrutar con el equipo de sonido adecuado. Explosión instrumental de las que nos vuelven locos, con un sonido de verbena de pueblo cibernética con el que no puedo estar más de acuerdo.

09/10

Chemistry

Esta canción demuestra por qué Zoot Woman me encanta. Stuart Price crea una línea de bajo adictiva, que te mantiene enganchado. Añade unos samples vocales, la percusión y los vocals. Todo, a su debido momento, oportunamente elegidos para crear un universo musical del que nunca querrás marchar. Es como droga, pero mejor. Es Chemistry.

09/10

The Stars Are Bright

He de reconocer que el lanzamiento de este buzz single me pilló por sorpresa, con la guardia baja y nunca he sido muy fan. De hecho, es una de mis menos favoritas del disco. Suena a canción electrorave minimalista que podría sonar en un after en pleno capítulo de ‘Skins’. De nuevo, la producción se come a la canción. Si fuera instrumental, incluso me gustaría más. Una de las pocas “decepciones”.

05/10

 

 

Real Real Love

Hemos de empezar a reconocer que no es su disco con más BPM por tema. Los medios tiempos pesan y son canciones como ésta, que bien podrían haberla cantado los Take That en su último disco producido por Stuart Price, las que mueven el cotarro. Un temazo directo, impactante y sin tonterías.

08/10

Lifeline

El tema más largo del disco se nota que será este desde el primer momento. Unos crescendos de estos que a mí me vuelven loco, porque no te aburren. Cuando algo te gusta, no importa lo que dure. 5 minutos y medio de medio tiempo que termina estallando en una explosión de sonidos, arreglos y vocals imposibles. Bien podría ser un remix y un cajón desastre en el que han querido probar todos los sonidos de su biblioteca, pero da igual, porque el resultado es espectacular. Lo más cañero del disco.

10/10

Elusive

Antes hablo de instrumentales y antes nos encontramos con ‘Elusive’, un tema libre de vocals, con un extraño toque cinematográfico: me lo imagino con los títulos de crédito de algún western futurista en plan ‘Firefly’. Moderno, pero con alma. No es mi tema favorito, pero no está nada mal.

06/10

Waterfall into the Fire

Este es oficialmente el último tema del disco. Una balada que vuelve a abusar del vocoder robótico, más cercano casi a Kraftwerk que a Daft Punk. Inquietante, terrorífica y fascinante. Esta la escucho en una versión actualizada de ‘Twin Peaks’, fíjate. Una producción casi de videojuego de 8 bits y aún y así te deja inquieto. Interesante experimento.

07/10

 

Have We Lost That Loving Feeling

Y me pasa lo de siempre. Las mejores canciones, a los bonus tracks. Os lo digo ya: la mejor canción del disco y tranquilamente en el top 3 de la historia de Zoot Woman. Una melodía emocionante, que te abraza, te coge y te lleva donde siempre has querido. ¿Sabes cuándo escuchas una canción y quieres que continúe de una forma… y lo hace? Aunque con una letra triste y deprimente, ‘Have We Lost That Loving Feeling’ toca todos los botones necesarios para convertirse en una de las mejores canciones que he escuchado en mi vida. Esto es algo nuevo, diferente, que me evoca, como decía Najwa en Piedras “momentos que no he vivido”. En algunos momentos te abraza la emoción de ‘With Or Without You’ de U2, pero sabes que el tema se aguanta por sí solo como un verdadero himno. Viva. Todo ha valido la pena.

20/10

Zoot Woman vuelve a hacerlo. El peso de ser la secuela de ‘Things Are What They Used To Be’ es muy duro, y por eso no es ni de lejos tan excelente como aquella joya atemporal de 2009, pero aún y así, ‘Star Climbing’ es una colección de canción que evocan los temas de siempre: el amor, el desamor, el vacío existencial… con un sonido diferente que no encontrarás ni en ese disco EDM, ni en el de la pop star rubia del momento, ni en el grupo rock que tanta caña mete. Zoot Woman son los nuevos Kraftwerk, sin duda alguna. Y si nadie les hace caso, da igual, porque ahí estaré yo para recordarlos y hablar de ellos aquí.

 

Anuncios

City of Dreams (feat. Ruben Haze) (Jacques Lucont Remix)

cityjacques

No os imagináis lo difícil que es ser fan de Stuart Price. El productor más versátil del mundo es a la vez el más escurridizo, y con tanto nickname, sobrenombre y con millones de sus proyectos a sus espaldas yo ya no sé cómo encontrar todo lo que ha hecho.

Resulta que el año pasado no solo colaboró con Alex Metric en el single del año (para mí, claro) y remezcló uno de los singles de Depeche Mode. También se puso manos a la obra con ‘City of Dreams’, el hit de Alesso con Dirty South y Ruben Haze (aquí colabora más gente que en una canción de Beyoncé).

Lo interesante del asunto es que Stuart, que últimamente se había vuelto más electro que pop, vuelve al dance más bailable e incluso con un toque ‘Four To The Floor’ que me encanta. Sin más, a bailar todos al ritmo de lo de Stuart Price:

Zoot Woman vuelve con ‘The Stars Are Bright’ para salvar el pop

artworks-000065050471-7s0ule-t500x500

Es un hecho que este 2013 ha sido un soberano desastre en cuanto al pop se refiere. Pero de eso ya hablaré un día de forma concreta, porque hay tortas para todas.

Hoy quiero hablar de una banda que salvó el pop en 2009 y lo vuelve a hacer este 2013, eso sí, a escasos días de terminar el año. Zoot Woman, la banda de Stuart Price, mi productor de cabecera, vuelve tras un silencio de casi 5 años con ‘The Stars Are Bright‘, primer single de un disco que no tiene título ni fecha, pero que seguro será un imprescindible de 2014.

Hemos de reconocer que ‘The Stars Are Bright’ no es un bombazo inmediato, pero tampoco lo parecía ‘Saturation’ y hoy en día es uno de mis temas favoritos de la historia. Gran producción, electrónica fuerte pero tranquila y la ilusión de que no nos vamos de 2013 sin un gran tema. Ay, el disco que se nos avecina…