little boots

5 canciones para escuchar (VI)

musica part5

 

Nueva tanda de recomendaciones musicales. Hoy mucho britpop, un poquito de español y un poquito de EDM. Todas tienen en común que te animan el día, que es justo lo que necesito desde hace unas semanas. Energía y un poco de recordatorio de que valemos:

 

Bravo Fisher – Miradas

Para buen pop español tengo una fe ciega en Carlos, mi Carlos. Me recomendó esta semana a Bravo Fisher, porque sabe que el tontipop me vuelve loco, y que siempre agradezco descubrir alguna joya en bruto como ésta. Un poco más fresco que Ellos y mucho menos cursi que La Casa Azul. En ese camino se encuentra ‘Miradas’, un tema que me da la vida en cualquier momento.

 

Bastille – Pompeii

Voy un poco a rebufo a lo que a música nueva se refiere. No sé si descubrir ahora a Bastille es demasiado tarde, pero me importa más bien poco. ‘Pompeii’ sonó en los BRITs y me obligó a hacer una escucha a ‘Bad Blood’, un discazo con mucho, mucho potencial. Y lo levanta todo.

 

Little Boots – Second Time Around

Una colaboración sorpresa. Nada de nuevo disco (aún), que ‘Nocturnes’ sigue ahí, fresquito, por mucho que casi tenga un año. Little Boots trabaja mucho, y bien, y eso se nota en todos y cada uno de sus temas, que te cautivan y te arrastran a su mundo, quieras o no. Maravillosa es poco.

 

Afrojack – Ten Feet Tall (feat. Wrabel)

Afrojack es uno de los DJs productores que, a veces, queda relegado en el boom EDM que tuvimos los últimos años. Que sí, que todos hemos escuchado remezclas, pero ni de lejos ha conseguido la categoría de pop star como otros compis como Calvin Harris o David Guetta. Hasta Tiësto es mejor valorado. Pero Afrojack tiene temazos, y este reciente ‘Ten Feet Tall’ es un ejemplo. Escucha obligada. No inventa nada, pero da igual, que el EDM no ha de ser una alegoría al barroquismo. TE-MA-ZO.

 

Rizzle Kicks – Skip To The Good Bit

El pop británico siempre prevalecerá. Da igual lo que se ponga de moda: el reaggeton, el indie, la electrónica… los británicos se apuntan y siempre lo hacen bien. Rizzle Kicks reviven los 90 por enésima vez pero lo hacen tan jodidamente bien que no se les puede decir nada. Aguanta el sample de ‘Unbelievable’ sin mover el cuerpo. Científicamente imposible.

 

#TidusRemixMonday Little Boots – Earthquake (Tidus Groundbreaking Mix)

little_boots_earthquake

Hace casi cinco años participaba en muchos concursos de remezclas. Algunos me gustaban más, otros menos, pero me divertía poner a prueba mis habilidades en un tiempo límite. Normalmente, el resultado era un churro, para qué engañarnos, pero hubo un remix que no fue así.

‘Earthquake’ de Little Boots nunca fue mi tema favorito de ‘Hands’, pero tras remezclarla, aunque suene un poco pedante, le encontré el gustillo. Una remezcla cañera, explosiva, pegadiza, en fin, una de mis favoritas. Ahí va:

Satellite

 

Little-Boots-Satellite-2013

 

Siempre me han gustado las metáforas cieliles. Vamos, del cielo. Cantar sobre volar, llegar lejos, y todo eso. Siempre me ha llegado mucho más que el tópico mensaje de “lo que no mata engorda te hace más fuerte”. Buen ejemplo de ello son canciones como ‘Into The Clouds‘ de Sound of Arrows o ‘Flying High‘ de Jem. O ‘Fly‘, de los siempre maravillosos Genki Rockets, la banda cibernética.

Pero hoy toca hablar de una nueva adquisición de este 2013. Little Boots se lanzó con ‘Nocturnes‘ a la noche, al house más denso y monótono. Que está muy bien, pero muchos también queríamos un poco de ‘Remedy‘. Y para ‘Remedy‘, está ‘Satellite‘, un tema electropop con sabor nórdico que te habla de agujeros negros, de flotar, de subir, de caer de la evaporación y de lo malo que es cuando te acercas demasiado al Sol.

 

 

I’m flying, climbing, floating through time
See it all with my naked eye
The world’s revolving like it’s mine
Losing perspective, head in the clouds
But what goes up has to come down
For now my head keeps turning ‘round

And I’m… heading for a black hole
Spinning out of control

Like a satellite…
Like a satellite…
I’m falling, I’m falling, I’m falling
Down to Earth
When I get too high
When I get too high
You’re calling, you’re calling, you’re calling
Me back to Earth

Illusion tricks that counted as yours
It only leaves you wanting more
Wondering how you coped before

Touch down, you’re far too close to the sun
Your wings, they still can come undone
Learn how to walk before you run

Like a satellite…
Like a satellite…
I’m falling, I’m falling, I’m falling
Down to Earth
When I get too high
When I get too high
You’re calling, you’re calling, you’re calling
Me back to Earth

Falling to pieces in the sky
Evaporating out of time

Touch down, you’re far too close to the sun
Your wings, they still can come undone
Learn how to walk before you run

When I get too high
When I get too high
You’re calling, you’re calling, you’re calling
Me back to Earth

Fly
Fly
I’m in flight
Like a satellite
[x2]

Like a satellite…
Like a satellite…
I’m falling, I’m falling, I’m falling
Down to Earth
When I get too high
When I get too high
You’re calling, you’re calling, you’re calling
Me back to Earth

Falling to pieces in the sky
Evaporating

‘Nocturnes’, la emocionante siesta de Little Boots

Little-Boots-Nocturnes-Motorway

 

 

Little Boots ha esperado nada más y nada menos que cuatro añazos para lanzar ‘Nocturnes‘, su segundo disco. Y no podía estar más alejado del sonido pegadizo al instante de ‘Hands’, lo cual no tiene por qué ser algo malo, pero vamos, que te pongo en pre aviso: olvídate de un nuevo ‘Remedy‘ o un nuevo ‘Meddle‘.

 

 

En parte es una buena idea: alejarte de lo que fueron tus hits, dejarte empaparte por el sonido que más te gusta y sacarlo sin presiones. Vamos, el clásico “ahora me vais a conocer”. Nada de trabajar con RedOne, mejor bajar a los suburbios de Chicago, donde empezó el verdadero House y buscar ese sonido de los 90 que tan bien adaptaron Pet Shop Boys en sus canciones más experimentales. Que sí, que te encuentras tarareando ‘Shake‘ o ‘Every Night I Say A Prayer’ a la mínima, pero el tranquilísimo BPM de ‘Nocturnes‘ (brillante título, muy adecuado) asusta un poco.

 

 

‘All For You‘ podría considerarse un casi robo a ‘Domino Dancing‘, al menos eso evoca en sus estrofas, mientras que la intro, ‘Motorway‘, es de lo más potente del disco y consigue invitarte a la fiesta aunque entres bostezando. ‘Beat Beat’ tiene ese toque disco pop que tanto podría haber salido en alguna de esas bandas pop funky de los 90, década que Victoria homenajea y rehomenajea durante los 50 minutos que dura el disco.

Crescendo‘ empieza haciéndonos creer que estamos ante un tema de ‘Ray of Light’ de Madonna, pero al final suena más Florence + The Machine con coros y casi seis minutos de duración. ‘Broken Record’ podría haber sido el gran single de ‘Hands‘, que se queda a medio gas, cuando todos sabemos que habría sido magnífica en 2009.

 

 

La despedida con ‘Satellite‘ nos reconcilia, si es que alguna vez nos podremos enfadar, con la adorable Little Boots, que ha lanzado un segundo disco muy coherente, homogéneo, divertido aunque demasiado tranquilo. Y, que queréis que os diga, que Dido saque un disco de siesta vale, ese es su trabajo, pero el de Little Boots es llevarnos hasta las estrellas y más allá. Suerte de este final épico.

 

 

Little Boots suena de lujo y ‘Nocturnes‘ será uno de los discos del año. Pero después de la primera escucha, reconozco que voy a ponerme ‘Hands‘.