work

[CH03] En un lugar de Chicago…

Y hoy he empezado a trabajar. El Instituto Cervantes de Chicago es lo más. No sé si habéis tenido la oportunidad de ver alguno (están esparcidos por el mundo, excepto en España, claro) pero los hay de todos los colores. Este es totalmente nuevo y aunque hace 3 años que se mudaron desde otro edificio, parece que lo estrenaron ayer. Y no será por falta de actividades, porque desde Garzón hasta Rodrigo Rato (puaj) pasando por Amaral, rellenan un calendario más que interesante.

Me ha parecido mucho más mono que el de Londres que en su afán por parecer sacado de una novela de Sherlock Holmes, está un poco hundida en un sótano apretujado. Este, en cambio, es un primer piso en plena calle Ohio, iluminada como nunca y, lo mejor de todo, a 20 minutos en línea recta desde la puerta de mi residencia.

Esta es la biblioteca. Larga, acogedora, limpia y, cómo no podía ser de otra forma, llena de información. Desde literatura hasta audiobooks, música, autoaprendizaje, pelis, series… Y también cositas en catalán, por que lo visto interesa mucho. Fíjate tú.

Y esta es mi mesa. Desde aquí te atenderé si me vienes a visitar, intentaré – sin éxito – desmagnetizar tus dvds, pero mi cariño te lo llevarás seguro 😀
Y ya por la tarde he salido a pasear un buen rato, tirando hacia la zona norte, un par de barrios interesantes, llenos de cositas como las que vereis ahora. Me reservo el barrio gay para otro día.
Desde luego los rascacielos son fotogénicos como ellos solos.
Esta casita me ha llamado la atención porque parece de peli de terror. Pero me encantaría vivir en ella.
He llegado a un parque, Oak Park creo, andando como mucho mucho hacia arriba, cruzando el barrio del ligoteo y si siguiera para arriba ya casi llegaríamos al barrio marica.
Pero al final me he decantado por bajar por otro lado que me recibía con esta entrada tan chula que veis arriba. Muchas tiendas, casi artesanas, mucho restaurante con decoración alucinante y uno en especial al que llevaré a Alex y me he olvidado de hacerle foto así que lo pongo aquí: se llama SushiSamba y había banderas de Japón y Brasil y olía de muerte. Ñam.
La última imagen la reservo porque la he tomado en la biblioteca. Por todos los ventanales del Cervantes cuelgan palabras con su imagen representativa. Y de la biblioteca sale esta, que os dedico a todos. Porque aunque haya descubierto que puedo vivir totalmente solo en un país donde la posesión de armas es tan legal como respirar, en mi corazoncito os echo un poco de menos. Sobretodo porque cuando llego a casa vosotros ya estáis durmiendo y cuando os levantáis soy yo el que ya está roncando.
En fin, para todos vosotros mi

Pero no os penséis que me olvido de la canción del día. Ahí va una rola bien veraniega con un remix que suena a terracitas de verano max mix máquina total 90s yeah wtf:

Anuncios