videojuegos

Lara Croft Relic Run Videojuego | Blog de Enric Zapatero

Lara Croft se pasa al vicio Freemium en móvil con Relic Run

Los videojuegos y los móviles

El cisma que se ha creado en el mundo de los videojuegos desde que las compañías miran con cariño al juego en móviles y tablets es enorme. Los hardcore gamers están que trinan. Despiertan ahora de un letargo desde los 80 en el que se dan cuenta que los videojuegos son una industria y, sobre todo, un negocio, que se lanza donde sopla el viento. Igual que el VHS ganó a Beta siendo peor, es normal que las compañías apuesten cada vez más fuerte por los juegos de smartphone.

Pero a veces las cosas salen bien, y ese es el caso de Lara Croft Relic Run, el último juego de Square Enix (que, recordemos, compró la saga y la está revitalizando a su manera). Parte de la estrategia de S-E ha sido crear spin offs alejados de la saga normal (de la cual mejor ni hablamos) como los juegos digitales en formato isométrico y cooperativo (una chulada jugarlo en pareja) y el juego del que os hablo hoy, ‘Relic Run‘.

Lara Croft corre que te pillo

Lara Croft Relic RunEn ‘Relic Run‘, Lara toma la premisa de uno de los grandes géneros de juegos nacidos para móvil: los endless runners, aquellos en los que el personaje corre por un escenario infinito evitando todo tipo de obstáculos. Tú no te preocupas de moverte, que ya sabemos que los controles de una pantalla táctil son limitaditos, así que sólo tienes que apartar al personaje y esperar llegar lo más lejos posible.

Lara se va por el mundo en busca de un amigo que no encuentra, y es que ella, cuando se propone algo, lo cumple como pocas. Así la chica corre y tiene que evitar derrumbamientos, cascadas, enemigos sobrenaturales, muros, trampas y hasta a un Tiranosaurus Rex, recién salido del primer juego que ya casi tiene 20 años. En ‘Relic Run‘ has de aguantar todo lo que puedas corriendo por las paredes, saltando y hasta haciendo parkour, que Lara sabe que te gusta que lo miras por Youtube. Te montarás en su moto o en su quad y te aseguramos que no aguantarás una partida sola.

El juego es gratis, es decir, es Freemium, y si quieres avanzar más rápido, tendrás que pasar por caja. Los vestiditos de Lara, sus armas, sus poderes y sus mejoras las puedes conseguir con tu habilidad o con tu tarjeta de crédito, tú decides.

‘Lara Croft Relic Run’ es un juego equilibrado, divertido, complicado pero en su justa medida, espectacular visualmente, y menos alejado de la Lara de siempre de lo que pueda parecer viniendo de un “juego de móvil”. ¿Es hora ya de acabar con el mito de que los juegos de móvil son malos per se? Lo que está claro es que mi boicot a Square Enix por hacer ‘Rise of the Tomb Raider’ exclusivo de Microsoft hace aguas por momentos.

Anuncios

La cultura no es un formato

Hoy me vuelvo a poner serio porque la ocasión lo merece.

Con motivo del lanzamiento de Destiny, el videojuego más caro de la historia hasta la fecha (casi 400 millones de dólares), a muchos les ha chirriado que asocien cultura con videojuegos. 

Incluso Forges, que tendrá mucha gracia criticando a los políticos corruptos, ha caído en la trampa del analfabetismo digital. Debe ser de los que cree que no es lo mismo leer un libro en papel que en digital. Y es que, amigos, ¿dónde está el problema? ¿A qué le tenemos miedo, asco, terror?

Ah, sí. Al formato.

La cultura es un concepto tan vasto que no quiero ni empezar a abarcarlo de forma general, pero sí a nivel social. Cuando cojo mi libreta Kakebo y apunto lo que me he gastado cada semana, hay un apartado llamado “Cultura“. ¿Qué incluyo ahí? Todos los caprichos que me aportan algo de valor, creados por alguien con esa misma intención. No, no pondré el escurreplatos del chino tan maravilloso, pese a que es lo más útil del mundo. Me refiero a música, libros, cine y, por qué no, juegos.

Una historia es una historia. Una gran historia es difícil de encontrarla, y ya no te digo de plasmarla en un formato. Hace unas semanas me compré, un poco a regañadientes, la versión de PS4 de ‘The Last of Us‘, la última gran superproducción de Sony para PS3, que revisitaban con gráficos mejorados. ¿Por qué lo hice? Porque la historia lo merece.

Una historia que, desde luego, no hubiera podido ser captada en cine (aunque, irónicamente, lo hará pronto), ni en libro (falta la interactividad), ni siquiera en serie. El formato jugable, interactivo, es el que más encaja con una historia dramática de supervivencia, de terror, de miedo a lo desconocido y a descubrir que somos más humanos de lo que creemos. Como detalle, la excelente música del juego corre a cargo de Gustavo Santaolalla, el creador, entre otras, de la BSO de ‘Brokeback Mountain’.

Este debate lo he retomado muchas veces, pero que aún aparezca gente inculta (y nunca mejor dicho) a decirnos que el papel es cultura y la tablet no lo es me parece ridículo. Es esa misma gente la que aún cree que Internet nos miente y que la verdad sólo nos la dan los periódicos en papel.

¿Soy más culto si me compro el libro de la madre de Jesulín una mujer que, por cierto, no sabe escribir (en el sentido literal)?

¿Soy más culto por ir a ver ‘Godzilla‘, que es cine?

¿Soy más culto por ver los cuadros de mierda que pintan según qué artistas de tres al cuarto?

Los videojuegos han crecido, así como sus jugadores y sus desarrolladores. Y, por supuesto, siempre habrá bazofias, igual que en todos los formatos ¿a que no recomendarías cualquier libro? Por eso mismo, que a estas alturas aún haya prejuicios sobre si todos son “mata mata” y dirigidos a niños, me parece muy lamentable.

Lo dicho: la cultura no es un formato, la cultura está dónde la quieran ver. Y algunos no saben lo que se están perdiendo.

forges-destiny

Hatsune Miku: Project Diva f

hatsune miku project diva f

 

El nivel de frikismo de mi gusto por los videojuegos sólo tenía dos opciones: o decaer o elevarse a su máxima potencia. Y todos sabemos que la segunda es la mejor de todas.

La semana pasada me hacía con ‘Hatsune Miku: Project Diva f’, una de las últimas locuras musicales provinientes del país del sol naciente.

Pero tiremos un poco atrás en el tiempo y, curiosamente, quedémonos en casa, en Barcelona. Allá por 2011, la Universitat Pompeu Fabra desarrolló la tecnología conocida como Vocaloid, esto es, una aplicación a la que tú envías una letra y una melodía y que te devuelve con voz casi humana. A mí me da la impresión que es la evolución del midi, ese programa al que das cuatro notas y te las expulsa en forma del instrumento que tu elijas. ¡Pero con voz!

Hatsune Miku es la imagen de Vocaloid2, la segunda versión del programa, y también protagonista del juego de PS Vita del que os hablo hoy. Toda una diva virtual que se pega unos conciertos que ya les gustaría a los extintos Gorillaz.

Los juegos musicales ya están muy vistos, vivieron su época dorada y parece que no la van a recuperar en un tiempo. ‘Rock Band‘ y ‘Guitar Hero‘ explotaron demasiado el boom de la música y los botoncitos, y aunque siempre recordaremos joyas como ‘Beatmania‘ o ‘Elite Beat Agents / Ouendan‘, es un hecho que ya pocos se atreven a hacer buenos juegos musicales.

‘Hatsune Miku: Project Diva f’ forma parte de la conocida saga, y llega (creo) por primera vez a Europa de forma legal y arregladita. Eso sí, no la traducen al castellano, pero tampoco hace falta, con el inglés nos bastamos.

¿Cómo funciona el juego? Pues bien, se limita a ser un machacabotones con la magia de las canciones de Hatsune Miku y sus amigos, con más de 30 temazos a cual más variopinto. Tenemos folk, pop, electrónica, rock gótico japonés, y un eje común: no hay descanso. Las canciones no son largas, pero no hay un segundo libre para respirar, pulsarás los botones como loco al ritmo de la canción y sin darte cuenta ya habrá terminado.

Los vídeos están muy trabajados, aunque tendrás que verlos en el modo Teatro, porque mientras juegas más bien será una distracción.

La otra gran baza del juego consiste en cuidar a Hatsune Miku y a todos los cantantes como si de Tamagotchis se tratara. Has de acariciarles, darles regalitos y decorar su habitación. La verdad es que aún no he explotado esa parte, pero parece bastante simpática.

Pero lo importante es la música, la estética 100% japo y una jugabilidad endiablada pero muy adictiva.

Ah, y ¿os he dicho que Hatsune Miku va a ser la telonera de Lady Gaga en su ‘ARTPOP Ball’?

 

 

Final Fantasy X | X-2 HD Remaster

 

ffxhd

 

Final Fantasy, hasta 2010, siempre fue una saga cuya compra era todo un ritual. El día elegido siempre era viernes, fecha idónea para salir de clase al mediodía y lanzarse al centro a por la copia del juego de rol consolero por antonomasia. Todo el fin de semana encerrado en casa y, claro, no me lo pasaba hasta unas pocas semanas después.

‘Final Fantasy X’ fue uno de los que compré con más cariño. La primera entrega en 3D real, la primera entrega para Playstation 2, la primera entrega con voces… Muchas novedades que consiguieron avanzar en el tiempo sin romper la magia de la saga (algo que no sucedió con XIII).

Ahora, ‘Final Fantasy X’ y su secuela vuelven en forma de remasterización HD, y he de decir que es la más esperada de todas. No sólo han arreglado las texturas: han remodelado a los personajes y enemigos para que casi parezca un juego actual. Si le sumas que por fin los europeos jugamos a la versión más ágil (en 2002 jugábamos un 16% más lento), estamos ante la verdadera versión definitiva de la historia de Tidus y Yuna.

El primer capítulo es una emocionante road trip para salvar el mundo, con drama, sacrificio, giros argumentales y muchos turnos. El segundo, una histeria pop japonesa en la que vestimos a tres chicas monas para luchar contra el mundo en busca del amor perdido. En PS3 y, lo mejor de todo, en PSVita. Dos mastodontes de juegos, en versión portátil. Maravilla total. Y a precio reducido. No hay excusa.

Mucho mejor de lo que suena. Envidio a la gente que no conocía el juego, porque ahora podrá disfrutar con la inocencia que yo tuve en 2002, cuando abrí la caja, introduje el DVD en mi PS2 y sonaron los primeros acordes de ‘To Zanarkand‘.

 

 

Metal Gear Solid V: Ground Zeroes

mgsvgh

 

‘Metal Gear Solid’ es la saga que definió la incursión de Sony en el mundo de los videojuegos. Marcó un antes y un después en la forma de ver los juegos. La cinematografía llegó para quedarse, y a las locuras de Hideo Kojima les debemos mucho de lo que vemos en las aventuras de hoy en día.

‘Metal Gear Solid V: Ground Zeroes’ es un aperitivo (muy, muy breve) de lo que será, oficialmente, la quinta entrega de la saga: ‘Metal Gear Solid V: The Phantom Pain’. Continúa la trama paralela a la del “presente” vivida en los capítulos 1,2 y 4, así que en este caso seguimos lo vivido en los capítulos 3 y ‘Peace Walker’, aquel juegazo para PSP que el propio Kojima consideró ‘MGSV‘.

Snake, conocido como Big Boss (es decir, el padre de Solid Snake), tiene como misión rescatar a Chico y Paz, dos de los protagonistas de ‘Peace Walker’, y esa es nuestra tarea principal en ‘Ground Zeroes‘. Un gran mapa, cerradito pero completo, a nuestra disposición para poder experimentar, jugar, probar nuevos movimientos y completar la misión, por supuesto. Rescatar a ambos rehenes, llamar al helicóptero y mandarlos arriba. Si consigues que no te pillen, mucho mejor. Lo interesante del asunto es que te puedes pasar esta misión, la principal, en apenas 10 minutos.

Eso sí, los extras abundan: dos modos de dificultad, 6 misiones extra, objetos desbloqueables. Lo que no quita que nos huela a “demo de pago” como ya se la considera. El juego completo lo tendremos el año que viene. ¿Será mejor que ‘Metal Gear Solid 4: Guns of the Patriots’? Pues no lo sabremos, pero de momento nos lo pasaremos bomba jugando con ‘Ground Zeroes’.

 

 

Lightning Returns: Final Fantasy XIII

lightning returns

Ha vuelto, y por fin es la última vez que la veremos. Lightning vuelve para salvar el mundo lo que queda de él en ‘Lightning Returns: final Fantasy XIII’.

Ya hace 4 años que empezó mi historia (y la de todos) con ‘Final Fantasy XIII’, la decimotercera secuela de la saga de rol más conocida de todos los tiempos. Es un hecho que la primera parte fue muy criticada, y la segunda muy alabada. Esta tercera huye de la subnumeración (usa un nuevo título) pero viene para dar carpetazo a la historia de Square Enix en PS3.

Argumentalmente, tiene muy buena pinta: el mundo termina en 13 días y tú has vuelto para salvar a las personas que quedan en él. Vamos, que el planeta no tiene mucho futuro. A base de misiones, pequeñas y grandes, tendrás que salvar las almas de los habitantes del planeta y así, cuando todo termine, lleguen a un lugar de paz y felicidad.

lightning returns 2

El drama llega con la principal característica de este juego: el tiempo. Tenes 13 días para pasarte el juego. No son días reales, pero aún peor: son días mucho más cortos. Cada 2 segundos, pasa un minuto, así que haz las cuentas. Además, puedes ir a cualquier punto del juego casi desde el principio y organizarte tus horarios y tus tareas en función de como lo vayas viendo. Vamos, libertad total para todos aquellos que criticaban la linealidad del primer capítulo (e incluso del segundo). Para los demás es una verdadera jugarreta.

Me he hecho con la guía oficial, y sólo os diré que para seguirla de la forma correcta, hay que tener tres puntos colocados. Uno para la historia, otro para las misiones y otro para no perdernos ninguna actividad importante para la partida perfecta. No sólo esto, si quieres ver los objetos, tienes un macromapa desplegable que ya viene dentro. Una verdadera locura, que cuando te organizas, tiene más sentido.

Eso sí, el sistema de arquetipos es una chulada. Un homenaje a las vestisferas de ‘Final Fantasy X-2′ (que, por cierto, sale a la venta el mes que viene en HD) mediante las cuales podremos adquirir habilidades y magias sólo con llevar un traje puesto. Podemos añadirle poderes, accesorios, y en las batallas estará to guapa. Mi favorito, de momento, es el traje de SOLDADO porque sí, amigos, el homenaje a los otros capítulos de la saga está más que presente. Podremos vestir como Yuna, como la Lightning de otros episodios, e incluso como Lara Croft. Como Tomb Raider es de Square Enix, todo vale.

Sólo llevo unas 5 horas, pero ‘Lightning Returns: Final Fantasy XIII’ sacará de quicio a la gente que odia que le pongan un límite de tiempo. Seguro que es menos de lo que creemos, pero tener un recordatorio constante de lo que te queda en el juego no da muy buena espina. Visualmente no es la bomba (de hecho, creo que es peor que su predecesor) aunque la historia tiene más miga, con aquello del fin del mundo y con el comeback de muchos de los protagonistas del capítulo original.

Hay que saciar la sed previa a ‘Final Fantasy XV’, que saldrá a la venta vete tú a saber cuando, así que toca disfrutar del final de Lightning (a la que le viene de lujo el descanso).

Knack

KnackPreOrder_FeaturedImage

Hoy quiero hablar de mi primer gran juego para Playstation 4.

Efectivamente, hace cosa de un mes adquirí, junto a mi señor novio, la nueva PS4. Muchas horas de catas y muchas tarjetas regalo de El Corte Inglés consiguieron reducir enormemente la cifra de 400 euros, y he de decir que es un pedazo de consola. No es perfecta: le han capado toda retrocompatibilidad, no reproduce CDs de música ni siquiera pen drives (seguro que las próximas actualizaciones lo permitirán y nos lo venderán como algo novedoso), pero como consola funciona a las mil maravillas.

Mi primer juego fue ‘Battlefield 4‘ que, siendo un pepinaco técnico, me dejó algo frío. Es por eso que aprovechando las tarjetas regalo que me sobraban me hice con ‘Knack’, el plataformas de Sony al que tenía el ojo echado desde que lo anunciaron.

knack11

‘Knack’ no es un triple A, pero tampoco le hace falta. Las bajísimas notas me frenaron el hacer su compra en un primer momento, y ahora me arrepiento de no haberme hecho con él. Los gañanes que puntúan el juego por debajo del 70 lo hacen porque no han captado la esencia del juego, que tiene un feeling old school 1998 de Playstation 1 que es lo máximo.

Como plataformas, es un juego muy simplón en el que cruzas pantallas. Como beat’em’up es mucho más interesante, con un montón de enemigos que nos las harán pasar canutas, y como historia, pues bien, parece una peli de Pixar. Previsible hasta decir basta, pero con un aspecto gráfico impecable. La jugabilidad es divertidísima: luchas y más luchas, mueres y lo repites, aunque maldigas a la madre del programador, porque el juego engancha como una mala droga. La rejugabilidad es absoluta: nuevos modos, nuevas formas del personaje que cambian por completo el juego y bueno, la caza del platino, la otra gran adicción.

¿Habrá ‘Knack 2‘? Seguramente no, pero si se atreven, ahí me tendrán esperando que mejoren todo lo mejorable y mantengan lo que le hace un juego único.

 

Por cierto, si lees esto y me quieres añadir a PSN, no dudes en hacerlo. Mi ID es muy original: Tidusin.