viajes

MAD

Vuelvo loco de Madrid.

Pero no voy a hablar de lo preciosa que me parece la ciudad.

Tampoco voy a hablar de lo bien que me han tratado todos porque ellos ya lo saben.

Ni siquiera voy a comentar que conseguí la badge de Rupaul del Foursquare.

Ni que el mundo el polígrafo en España es todo un culebrón con sexo a cambio de cursos y máquinas compradas de contrabando en Colombia.

Tampoco quiero confesar que gracias al Mocca Blanco me he enganchado oficialmente al café.

No diré que el sábado bailé más orgulloso que nunca con mi camiseta de Jurassic Park.

No reconoceré que vuelvo adorando Runaway de Kanye y What’s My Name de Rihanna, porque siempre las he criticado y quedaría fatal.

Y sobretodo, no diré que amo a Madrid y, cómo me dijo alguien, Madrid me quiere. Ni diré que vuelvo pronto, con Adele. Ni diré que esta canción me salvó la vida:

[NEW YORK] Day 2

Con mes y medio de retraso continuamos un poco con las fotitos y tontadas que hicimos por New York con el poco tiempo que teníamos. Hay muchas.
MUCHAS.
Así que vamos al tema:
Empezamos por lo más bajo: nos fuimos a ver, de lejos, la Statue of Liberty. No estábamos para perder medio día para ir y ver que seguramente sería enana. Eso la próxima vez que vayamos.
En este toro se vendió la ciudad a Leonardo DiCaprio o a Daniel Day Lewis o a Cameron Díaz en la época de los gángsters por un dólar, si no recuerdo mal. Ahora está lleno de gente lerda que no sabe hacerse una foto rápido y apartarse.

Wall Street. No excesivamente grande – más bien enana – pero acogedora y, cómo no, había una bandera que ocupaba toda una pared.
Zona Cero. No se ve nada, pero por fin empiezan a avanzar en las obras. Fuimos a ver una exposición muy triste ahí al lado. Nada que no supiéramos pero mira, fue muy breathtaking.
El puente de Brooklyn. Llegamos hasta la mitad, porque no había tiempo, pero la caminata casi nos cuesta la vida. Suerte que había gente haciendo su agosto vendiendo aguas, eso era peor que el Sáhara…
Así deberían ser todas las vallas de obras del mundo.
Definitivamente esto tiene que ser el arco del triunfo de Friends. Ahora que la volvemos a ver no lo dudamos demasiado. De hecho, al lado estaba la fuente del opening…
Si alguien pensaba que no haría y publicaría esta foto poco me conoce…
Mítico bar para la comunidad gay, dónde se llevó a cabo una redada inhumana en 1969. El barrio es puro amor, me iría a vivir allí con los ojos cerrados y no saldría jamás.
Na na na na na na na na na Night Work!






 El edificio Dakota, conocido por el triste asesinato de John Lennon y más triste representación de Lindsay Lohan como groupie en una peli sobre el asunto. Al lado, nada más entrar a Central Park, los bonitos Strawberry Fields con el monumento a John…



 Ya entonces entramos en Central Park y pudimos ver hierba, árboles y tíos macizos (pronto el especial macizorros americanos)



 Qué cuco el lago…



 Upper East Side. No me extraña que en Gossip Girl se pasen el día en la Fifth Avenue…
A ver si nos encontráis!

Por la noche, quedamos con Jordi y Montse (fíjate tú en que sitios nos hemos de encontrar!) y nos contaron muchas cosas porque tuvieron mucho más tiempo y les envidiamos mucho. Nos llevaron a un restaurante donde los camareros cantan musicales mientras sirven y fue espectacular.
Y, por último, eso, una foto de nosotros cuatro en Times Square con mi cámara 360. Sé que tendría que estirar la foto, pero así me gusta más.
Y ya está! Próximamente la última parte, y después, no olvidemos, los maromos!

Chicago: EL VIDEO!

Ya habéis visto las fotos, lo más turístico, pero ahora toca ver el montaje de los vídeos que hice por la Windy City. Tiene una aparición especial de otra ciudad y algún que otro concierto… En fin, no os desvelo más, espero que os guste tanto como a mí hacerlo, le he puesto todo mi cariño y la música de Sufjan Stevens:

[NEW YORK] Day 1

Suerte de las fotos. Si no fuera por ellas, no sabría por donde empezar. Porque si bien en Chicago todo ha sido calor, solecito, relax, cultura y diversión, lo de NYC ha sido como el series finale de 24. Que vienen por arriba! que vienen por abajo! que si coge el metro, mira esto, corre, fotos, más fotos, ay que es de noche, corre, a cenar, a dormir, etc etc.
Eso era el resumen corto. Ahora, la versión extendida con fotos deluxe.
A las 4 de la madrugada cogíamos el primer metro del día hacia Midway, que es como llama la protagonista de Nada es para siempre al productor de Music de Madonna. Nos montamos en Southwest Airlines que son puro amor, como su logo indica:
Todo era amor… almenos en el vuelo de ida.
Y en poco más de 2 horas aterrizamos en LaGuardia, que me suena a nombre de mujer negra corpulenta pero no, es un aeropuerto, y el bus nos llevó casi a la puerta de la University of Columbia, dónde nos alojamos gracias a Salva, del Instituto Cervantes, que nos consiguió sitio y lujo total.
Pero vamos, dejamos las cosas y salimos corriendo a descubrir la mejor ciudad del mundo. Eran las 11 y volvimos mas de 12 horas más tarde.
Quisimos coger el metro pero habían cortado nuestra línea y el metro no paraba ahí (alegría) pero almenos sirvió para bajar andando unas 20 calles y respirar el ambiente manhattiano. Y en la 96 cogimos la roja hasta Times Square. Y dios, oh dios, Times Square:
Yatta!
Qué grande. Todo. Lleno de luces, colores, movimiento, ruido… el epicentro del mundo, que tanto había visto en pelis y ahí estaba!
Tras una media hora alucinando ahí en medio, mirando alrededor como si hubiéramos aparecido de golpe, como Hiro Nakamura cuando Heroes molaba (es decir, en el capítulo 1) nos decidimos a irnos moviendo porque el tiempo no fue nuestro aliado (aunque todo saliera bien).
Y nos encontramos con el Radio City Music Hall, en el que el día después de mi cumple le darán 2394823643294 premios a Lady Gaga (en una categoría tiene 3 de 5 videos nominados). Yo alucinando, y acordándome de aquella mítica actuación de Eminem en la que entraba desde la calle con sus docenas de fans vestidos como él… O las enésimas actuaciones que Britney ha dado. Aunque lamentablemente el gran flop de 2007 no tuvo lugar aquí, sino que creo que fue en Las Vegas (todo mucho más legendario, dónde vamos a parar…) aunque lo que sí fue fue el beso. El acontecimiento pop de la primera década del siglo XXI, un día en el que todos recordaremos dónde estábamos y qué pensamos cuando nos encontramos a Madonna envenenando a Britney por su propio bien y para que sacara Blackout.
El caso es que lo siguiente ya fue plantarnos en 30 Rockefeller Plaza. Yeah. Esa entrada de la NBC que tan buenos momentos ha dado a Tina Fey y a Alec Baldwin. La tienda era abominable. Merchandising de las mejores series, tazas, juguetes, camisetas, objetos reales de las propias series… y una guía por la NBC. Como estoy muy loco y Alex no se quejó, no tardé ni un minuto en coger tickets. Al final nos hicieron una ruta de 1 hora en la que estuvimos en el set de Jimmy Fallon, en los pasillos (clavados a los de 30 Rock) y, lo mejor de todo, en Saturday Night Live! Los asistentes que nos llevaron eran supermajos y nos lo hicieron pasar muy bien, y la verdad, me encantó ver el funcionamiento y la historia de una TV americana desde dentro.
Ya que estábamos, Alex vio que se podía subir al Top of the Rock y con la genial idea de “si subimos al Empire State no lo veremos!” nos lanzamos al piso 67 (creo) donde teníamos una perspectiva de órdago y ahí confirmé que SÍ, que estábamos en New York City!
Mirad primero la vista de Central park y el norte de Manhattan, vista que desde el Empire no se consigue:
Me moría de vértigo.Y a la vez de emoción. Vimos Central Park así antes de adentrarnos en él y ya nos dio miedo lo vasto que es…
Y ahora la vista del otro lado, del sur de Manhattan, con el Empire en medio de todo:
Me parece preciosa esta postal. Pero desde este lado el vértigo era peor, porque tenías los edificios cerca y veías todo. Y bueno, las personitas y coches de juguete amarillos que se veían aún daban más miedo. Si os fijáis, a la derecha, en medio del mar se ve la estatua de la libertad! (bueno, se intuye)

En la misma plaza nos encontramos de morros con una de esas tiendas por las cuales vale la pena viajar: Nintendo World. Ya sabéis que con Nintendo me pasa con Lady Gaga: adoro la marca, adoro el producto, pero tienen la lamentable penitencia de tener los peores seguidores de la historia. Por eso, sin presiones ni fanboyismos, nos adentramos en este mundo de Nintendo en el que me hice fotos con limos porque claro, estaba promocionando Dragon Quest IX! Y probamos el Mario Galaxy 2 featuring Yoshi, que es la mar de cuco.

Después cogimos la 5th Avenue y a mirar tiendas a la vez que corríamos a ver edificios también. Nos encontramos con la New York Public Library, tal que así:
Osea el horror. No es que estuviera de obras es que estaba TOTALMENTE cubierta y convertida en un edificio blanco cuadrado. Lo único que se dejó ver era el pobre león de la entrada, aburrido como una ostra. Desde allí, cogimos y nos dirigimos a ver la Grand Central Station, ese gran lugar de peregrinaje que menciona la hermana de Solange Knowles en Telephone, el edificio Chrysler que es muy alto y muy chulo y, al fondo del todo, el edificio de la ONU, que como buenos fans de 24 no podíamos dejarlo pasar. Y ya tuvimos la discusión sobre desde qué ventana disparaba Jack Bauer… Ay, 24…
Volvimos sobre nuestros pasos, no sin un más que merecido descanso en un Starbucks en el que Alex me obligó a tomarme un Smoothie de fresa+banana con topping de nata que me llevó al cielo. Y en Chicago no están tan buenos ni te ponen nata arriba del todo. En fin, que retomamos fuerzas y volvimos a la 5th para ver, ya de cerca y desde abajo, el Empire State. Y es que, la verdad, después de ver la Torre Sears, como dirían en aquella serie de TV3, me l’imaginava mes gran!

Continuamos hasta abajo y nos encontramos con el famoso Flatiron Building, que recordamos como sede del Daily Bugle, el periódico donde trabajaba Tobey Maguire como fotógrafo pero que despidieron hace poco y que siempre saca las fotos de Spiderman, fíjate tú qué curioso.
Y ya poco después decidimos volvernos al barrio de Harlem, dónde está la University y nos perdimos bastante, casi me atropellan por partida doble, pero al final cenamos unas hamburguesas guarras pero riquísimas y luego vimos un poco de realities americanos de pura cepa que siempre son un buen antídoto contra el insomnio.
Y así termina el primer día. Pronto (algún día de estos) os contaré el segundo día.

[CH23] It’s good to be back

He vivido uno de los días más extasiantes pero a la vez curiosos. Despidiéndome de la residencia y de Chicago a las 10 AM, hacemos unas visitas de rigor que ya contaré en alguna entrada posterior, y a las 16 despego de O’Hare. A las 7 de la mañana europeas me planto en Barajas. Espera 2 horas y coge uno de los 200000 vuelos a Barcelona. Y luego, lo siento pero me he vuelto a casa en taxi. Es caro pero un día es un día, y vaya uno que era hoy.
En el avión he visto una cosa supercreepy que es una cámara en la parte superior posterior del avión. Y hemos visto no solo eso, sino el despegue! Lo que pensaba era: si esto explota, almenos veremos lo que está pasando, pero no sé si es peor…
Clásica foto que hace mucho que no tomo porque 1) vuelo muchísimo, me he dado cuenta de ello y es que entre las escalas y todo en un mes he cogido 6 aviones diferentes. Y 2) me ha tocado ventana. Toma. Así que he disfrutado como un enano y me ha encantado ver mi ciudad, Cerdanyola, desde el aire, gracias al sincrotrón este que se han inventado que es como el CERN pero en plan Pajares & Esteso.
Y ya estoy aquí. Sólo he dormido 2 horitas, y no tengo sueño, ni cansancio, ni he dormido en el avión! No lo entiendo, pero me da que mañana o esta noche empezaré a sufrir las consecuencias. De hecho, llevo toda la tarde con unos vértigos que parezco una paciente de Saber Vivir. El tensiómetro!
Y para despedir, antes del tema, una imagen que me he encontrado de camino y que me encanta porque es que los americanos son así y por eso los amo:
Always!

[CH22] Oh, you’ll probably go to heaven

Hoy he tenido unas vistas de postal desde los dos lados de la ciudad. Primero, cuando estaba en pleno apogeo del anochecer, Salva, del Cervantes, nos ha acercado a la zona del lago más cercana a su casa. Impresionante:

Y luego hemos ido bajando y ha anochecido hasta que hemos ido al lado del Aquarium y pudimos verlo todo de noche:

Mi cámara es un poco epiléptica cuando falta luz solar, pero mi pulso va mejorando, lo prometo.
Como estoy derrotado y mañana es mi último día en el Cervantes – 😦 – no me extenderé mucho más. Han hecho una minifiesta de despedida hoy viernes, porque a muchos no los veré mañana, y había pastel de arandanos (muy American Pie) pero el mejor era el de zanahoria, con cremita blanca encima y todo… ñam ñam
Bueno, despidámonos con una foto borrosa pero muy poética. Vamos que si algun día formo parte de una banda indie será la portada del debut:
Y no me olvido de la canción del antepenúltimo día, que hoy va con mi frase favorita y todo, fíjate tú:
It’s a bitch convincing people to like you 

[CH21] With eclipses for eyes

Ayer me compré 3 camisetas más. En total creo que llevo ya 12 compradas. El domingo va a haber drama con la maleta, pero bueno, aún me quedan 2 días de ingenua alegría.
Y hoy, en un arrebato de esos en plan “QUE ME VOY DE USA” me he hecho con una bandera made in china de este gran país (a veces) y con un iPod Shuffle verde que es más pequeño que mi meñique y lo voy a cuidar como si fuera un hijo.

El otro día me encontré con otra calle destrozada por los Transformers. Desde luego que no dan tregua, ya me veo un día de estos que me cortan el puente y a ver como cruzo el río para ir a trabajar, para dos días que me quedan! Hemos visto tantos sets que cuando se estrene el verano que viene Alex y yo seremos un espectáculo señalándolo todo “mira! ahí nos compramos la camiseta tal! o allí había unos maromos sin camiseta!!!”
Y hago un poco recopilatorio de los cds que innecesariamente me he comprado:

Podría comprarlos por Internet pero, let’s face it, estoy superafavor de las tiendas físicas. Y sobretodo las de aquí que son muy acogedoras y con mucha bargain. Así entonces veis que me hice con todo discos maricas: el single del verano, para decir que colaboré en una de las 200 semanas que ha estado en el #1,la M.I.A., la Kelis, la Kylie, la Lady, las Sisters y como no, La Vieja, que diréis, qué coño haces comprándote el Bedtime Stories, el disco más ñoño y todo un ejemplo en el mundo de los flops? Pues que la versión americana trae la foto bien, es decir, al revés. Yo soy un poco imbécil y le di la vuelta sin querer al cd, pero si os fijáis, en Europa siempre la hemos visto tal como está en la foto, pero la versión americana nos la cuelga del revés así en plan satánico.
También compré un single de XXXX (es un regalo para Abuga) y el disco de Shania Twain de antes de Come On Over, que aun no lo he escuchado porque me temo lo peor.

Y ya está. Ahora a bailar con Miike Snow, que no he encontrado el disco y no se lo perdonaré jamás y les boicoteo bailándoles: