nyc

Sigo vivo

Pues eso, que sigo vivo, y que prometo contaros con pelos, señales y retrasos, el viaje a New York City, donde ha habido de todo: calor, cuerpazos, reencuentros con amigos, peligro, dramas y compras.

No me deja cargar las fotos, así que tendreis que esperar para verlas, pero son muchas, muy chulas y hay monumentos. Ah, y cuando volvamos dedicaremos la mitad del viaje a Central Park porque hay una de músculo descamisado por metro cuadrado que esto no se puede resistir.