libros

truman capote a sangre fria

Truman Capote – A sangre fría

Tenía pendiente escribir sobre este libro, el último que me leí en 2014 (sin contar la maravillosa guía para autónomos de Blackie Books): ‘A sangre fría’ de Truman Capote.

A veces tienes montones de libros esperándote en la mesilla, como es mi caso, pero te encuentras que necesitas algo fresco. Así que, me dejé llevar por el toqueteo de libros en librería para decidirme por este clásico de Capote del que nunca había leído nada.

Para quién no lo sepa, ‘A sangre fría‘ es una novela basada en hechos reales, aunque más que basada es una novelización de los terroríficos hechos que tuvieron lugar a finales de los 50 en Holcomb, Texas. Cuatro miembros de la familia Clutter morían en extrañas circunstancias en su casa. Capote decidió investigar el suceso desde el primer día, recopilando información que luego convertiría en esta magnífica novela.

El libro nos cuenta la perspectiva tanto de las víctimas como de los asesinos, por lo que la polémica está servida. Hay momentos que sientes compasión y hasta comprensión por los culpables de la muerte de la familia, aunque no descubres el verdadero motivo hasta pasado medio libro. Si hay algo que me ha gustado del libro es que, pese a ser largo, no sobra nada. Cada anécdota, cada diálogo, cada acción, por muy cotidiana que sea, está ahí por algo. Y Capote decide contarte lo que quiere, y reservarse las sorpresas para el momento cumbre, por lo que cuando coges el libro, ya no podrás soltarlo.

He de reconocer que, cuando me lo terminé, llegué a tener pesadillas con la historia. Saber que un acto tan cruel e impactante fue totalmente real, conocer la historia y el contexto de todos sus protagonistas le da aún más realismo. Hay dos películas recomendables (y que tengo pendientes de ver) que tratan el tema: ‘In Cold Blood’, la versión cinematográfica de 1967 e ‘Infamous‘ de 2007, que cuenta las peripecias de Truman Capote en la investigación del asesinato.

 

 

A sangre fría’ es una historia de terror real, sin fantasía, con mucha crudeza y toda una obra maestra que recomiendo a cualquiera que disfrute pasándolo un poco mal.

 

 

Anuncios

Álvaro Pombo – Contra natura

 

contra natura

 

Aún no me he terminado mi libro de Sant Jordi, pero llevo días con ganas de hablar de él, así que no voy a esperarme a terminarlo para contaros lo maravilloso que me parece.

Carlos siempre consigue sorprenderme el 23 de abril. El año pasado lo hizo con Álvaro de Laiglesia y su maravilloso “Yo soy Fulana de Tal”, una costumbrista historia de una chica de provincias reconvertida a puta. Este año suaviza el tema, pero no por ello deja de ser interesante: ‘Contra natura’ de Álvaro Pombo.

Reconozco que, pese a conocerle, nunca había leído nada suyo. Así que cogí el libro con toda la ilusión del mundo que me puede aportar saber que alguien ha pensado que me va a gustar. Y, como siempre, aciertan. ‘Contra natura’ cuenta la historia, las historias de unos cuantos personajes enlazados, girando alrededor de un hombre de mediana edad, atractivo, que nunca ha necesitado encontrar el amor de otro hombre pero que se aventura en una relación con un joven guapísimo, inocente y sin muchas luces.

La forma en la que Pombo describe los pensamientos y las sensaciones, ver como dedica un capítulo a lo que piensa uno de los personajes sobre lo que va a suceder a continuación es bastante definitorio del libro. No aburre en ningún momento y consigue sumergirte más en el mundo, en las calles de Madrid, sus parques, sus cafés y su día a día tan vivo. De paso, un repasito a los clichés de la homosexualidad tratados desde la normalidad y sin adornos para confundir. Sorprende ver como la sexualidad es menos incómoda que la intimidad en general.

Y, cómo no, uno encuentra puntos en común con todos los personajes, con sus vivencias, sus miedos, sus tensiones. Te ves reflejado y aprendes, o asientes con una sonrisa cuando ves que el personaje actúa como debe (y como tu harías).

En definitiva, no llevo ni la mitad, pero sé que ‘Contra natura’ es un libro que me acompañará toda la vida. Y en unos meses en los que sólo he leído libros sobre marketing y social media (que son maravillosos, por supuesto) resulta una bocanada de aire fresco.

 

‘Dentro de Coca Cola’, de Neville Isdell

inside cocacola

 

Cada vez me apetece menos leer ficción. Siento que al leer biografías, ensayos o, en definitiva, cositas reales, me aportan cosas para mi día a día (que, seamos sinceros, está hasta arriba de quereseres).

Tras leerme ‘Asfixia‘, de Chuck Palahniuk, que es un muy buen libro, mi jefe, que ya me empieza a conocer, me recomendó ‘Dentro de Coca Cola’, de Neville Isdell. Viene a ser la historia del consejero delegado de la marca más feliz de la historia, desde sus inicios hasta su último “rescate” de Coca Cola.

El libro me ha encantado y me ha parecido interesante, pero he de reconocer que el autor me ha parecido un poco arrogante. Imagino que un perfil de altísimo ejecutivo no puede ser simpático y 100% agradable, pero lo que me ha molestado es la falsa modestia. No me vendas que tu vida es normal cuando no lo es.

Pese a todo, es un gran ejemplo de como renovar a una marca desde dentro, lo importante que es motivar al trabajador de una forma honesta y sincera y una muestra de lo positivo que puede ser arriesgarse y tomar el camino que no todo el mundo se atreve a tomar.

Paradójicamente, leí el libro en pleno drama embotellador en España, aunque al final el tema ha terminado bien, Isdell se refiere a los embotelladores españoles como todo un ejemplo a seguir. ¡Qué va a decir!

En conclusión, que el libro me ha encantado. Eso sí, en mi casa se sigue bebiendo Pepsi ¡Y light!

 

Chuck Palahniuk – Asfixia

choke

 

Asfixia‘ es uno de los libros de Chuck Palahniuk que más esperaba leer. Lo tenía por casa desde hace años, incluso me perdí el estreno en cine por leerme antes el libro.

Asfixia‘ o ‘Choke‘, cuenta la historia de un adicto al sexo que se gana la vida como personaje del siglo XVIII en una falsa ciudad colonial. Pero su verdadera pasión es ganar dinero a costa de los demás. Finge que se asfixia en un restaurante, alguien le “salva” y se siente responsable de su vida, mandándole dinero periódicamente. Todo para pagar la carísima residencia en la que atienden a su madre, una mujer loca de remate.

El libro tarda en enganchar, pero lo hace, con unas reflexiones muy interesantes sobre la percepción que tiene la sociedad sobre el sexo y las relaciones, con una revelación muy heavy a mitad y con esperable sorpresa final con un giro argumental que mola mucho, para qué nos vamos a engañar. Hay escenas que dan grima, pero que vienen a reflejar con bastante exactitud lo que debe ser un adicto al sexo: de todo menos atractivo.

No es el libro más polémico de su carrera, ni el más fácil de leer, pero sin duda, no puede faltar si eres fan del escritor de ‘El Club de la Lucha’. Mucho gamberreo, poca vergüenza y un mensaje de que la locura se puede encontrar en cualquier persona. ¡Qué bien!

Además, viendo el trailer (aún no he visto la pelo) tiene muy buena pinta: Sam Rockwell, Anjelica Huston y Gillian Jacobs (Britta en ‘Community‘) forman parte del cast, así que no hay discusión: hay que verla y ya.

Kakebo


1071_10151697101671560_2042281722_n

Es mi última obsesión, y espero que me sirva de algo.

Se llama ‘Kakebo’ y, como muchos, he caído en sus redes. Es un sistema de control de los gastos diarios personales. Vamos, una agenda de toda la vida que te organiza para que introduzcas todos los gastos y luego puedas estudiar esos resultados y ver si el dinero te quema en las manos o si puedes ahorrar. Los de Blackie Books, tan listos como impecables en su trabajo, nos traen una versión cuidada hasta el infinito y que me tiene totalmente enamorado.

Esta agenda no te va a hacer ahorrar por arte de magia, pero no hay nada como ver con todo lujo de detalles el desglose de gastos que tenemos cada uno para que nos sentemos a reflexionar sobre el nivel de consumismo que llevamos.

El funcionamiento es muy sencillo: antes de empezar el mes introduces los ingresos fijos y los gastos fijos. Haces la resta y calculas lo que te queda este mes. Decides proponerte (si quieres) algunos pequeños objetivos y sobre todo marcas una cifra, lo que te propones ahorrar ese mes.

Cuando termine el mes, toca ver si hemos cumplido y si hemos gastado mucho o poco, y en qué categorías. Vamos, una locura que me tiene loco, pero en plan bien.

Me han dicho de todo, que si no sirve de nada, que si es una ridiculez, y puede que lo sea, pero yo sé que lo voy a cumplir y si me sirve para ahorrar algo, ahora que mis ingresos son más justos que nunca, bienvenido sea.

graph

Stephen King – Área 81

 

 

_rea_81

 

Cuando me hice con el iPad, hace ya más de un año, supe que una de las utilidades que le encontraría sería la de ebook. Vale que no tiene esas pantallas tan chulas que simulan el papel, pero prefiero pagar más por algo que me lo ofrezca todo. Además, la interacción con el iPhone permite que lea un libro en casa con el iPad, lo continúe por la calle en el móvil y lo termine de nuevo en casa sin tener que preocuparme de páginas. Todo automático.

En fin, que me desvío. Uno de los primeros libros con los que me hice fue este cuento, casi relato de Stephen King que, curiosamente, sólo se puede adquirir en este formato. ‘Área 81‘ es una clásica historia de terror, que si bien será tan recordada como la discografía de Chayo Mohedano, a mí me ha entretenido en sus 166 páginas.

Un área de servicio abandonada. Un coche lleno de barro. Muchos personajes que, poco a poco, van desapareciendo por culpa del coche en cuestión. No esperes explicaciones, pero sí tensión, descripciones bastante explícitas (no nos rasgaremos las vestiduras en pleno 2013), muchos niños, que siempre añaden dramatismo, y esa estética de América profunda que tanto nos pone a muchos europeos. ¡Ah! y un caballo.

Vamos, que tiene todos los ingredientes para hacerte pasar un buen rato. Lectura fácil, rápida y sin más pretensiones que la de aconsejarte que no te emborraches en las ruinas de un antiguo Burger King.

 

Menos que cero, de Bret Easton Ellis

Hay algo que este libro y yo tenemos en común, y es el año de nacimiento. Ambos nacimos en 1985, así que con esa premisa, sólo puede salir algo impecable.

La primera novela de Bret Easton Ellis es un relato continuo, sin pausas, ni capítulos, ni finales, ni siquiera cliffhangers. Nos cuenta las vacaciones navideñas de Clay, un niño de papá de Los Angeles, de 18 años, que vuelve a casa después de 4 meses en la universidad.

La primera frase es la clave de todo el libro: “A la gente le da miedo mezclarse”. A partir de ahí, la primera frase que escucha Clay tras aterrizar, que le acompañará durante todos los días de fiesta y desenfreno. La historia, que no es más que un relato en primera persona de Clay, nos cuenta su día a día, las fiestas, las drogas, el sexo, la prostitución, que todo se puede conseguir por dinero, y la MTV.

Lo curioso del libro es la perspectiva de Clay. Clay se siente desubicado. Sí, son sus amigos, su novia, su familia, pero siente que esos 4 meses le han alejado tanto que no les reconoce. No se reconoce en esos ambientes, aunque no por ello deja de darle a la coca que da gusto (lo cual demuestra lo débil y poca cosa que es, al fin y al cabo).

Lo que más me gusta del libro es que te muestra una realidad aparentemente atractiva por fuera y podrida por dentro. Nada nuevo en 2011, pero siempre está bien tenerlo en cuenta y saber que ese estilo de vida puede ser muy divertido al principio, pero al final te deja solo (si no muerto).

Sé que el año pasado salió una especie de secuela con la vida actual de los personajes, aunque esperaré a hacerme con ella, antes quiero leer otras cosas del autor, de hecho quizá sigo el orden cronológico, ya que he empezado por el principio.

En definitiva, me lo he leído en nada y menos, me ha enganchado la forma de escribir, la vida de los personajes, esa sensación de verlos por un agujero y sentir compasión por una vida tan triste. Recomendación total.