deportes

Workout Volume 2

twv2

 

Como he decidido retomar, por enésima vez, el gym, nada mejor que seguir con mis playlists de Workout variadas y coloridas para toda la familia.

La mayoría son remixes cañeros, pero también hay unas pocas canciones que te animarán sin necesidad de ser explosivas. Hoy encontraréis en mi playlist:

– Un remix sabrosísimo de Jacques Lu Cont del ‘Ich R U’ de Boys Noize.

– El toque latino con Javiera Mena y Ojete Calor.

– Ritmos urbanos con Eminem, Diplo y Pharrell Williams.

Lady Gaga y Britney con dos de los temas más motivacionales de sus sendos fracasos musicales.

– Y la caña final la traen el remixazo de Afrojack de ‘Wrecking Ball’ de Miley Cyrus y el ‘Under Control’ de Alesso y Calvin Harris (y Theo de Hurts).

 

Ale, ¡a disfrutar la lista!

 

Anuncios

Workout Volume I

 

britneyspears-gym-photos

 

Qué mejor idea para volver a las andadas del deporte que con una selección de las canciones que más energía me dan encima de la cinta. Porque luego, en las máquinas, ya da igual que suenen Tess o The Killers, pero para correr necesito caña de la buena.

Así que os dejo con algunas de las canciones que más me ponen en el gym actualmente:

-Un poco de Christina Aguilera para quedarnos afónicos a los 5 minutos de correr y ya no perder más aire cantando.

– Doblete de Ellie Goulding: un poco de electropop con Calvin Harris y un poco de dubstep con Zedd. Tremenda siempre.

– Remixazo de Marina & The Diamonds ya que, no sé por qué, pero su voz me lo da todo cuando las pulsaciones se disparan.

– Y para terminar dos clásicos Benassis, con Kid Cudi y Monarchy.

 

Y, por supuesto, nada de enfriar, que para eso ya está la canción que cada uno quiera, sea Lana del Rey en Speed, o un acapella de Britney.

 

Loooooooosers

El Barça ha perdido. Un gigante ha caído. Tras años de ganar y ganar hasta aburrirnos, hemos perdido algo. Y con el Madrit! Como cuando Madonna cayó del caballo, el intocable se ha dado cuenta que no es inmortal.

Pero como es un rollo hablar de perder, mejor nos vamos con el Piquetón. Toooma Jueves Santo!

Los culpables del comeback de Roser

Por si alguien no es consciente, el Barça ha ganado la Champions. Y muchas cosas más. Este es uno de esos momentos históricos en los que todo el mundo se une para volverse como una puñetera cabra. Ya sea para salir a liarla, para fingir que le interesa el futbol o para revindicar lo mucho que lo odia y lo demasiado bien pagado que está.

Anyway, como yo los comprendo a todos y a la vez los critico, tengo una camiseta de la segunda equipación amarilla/verde fosforita (de hace unos años) y la voy a llevar, porque quiero brillar, y porque soy hermoso:

Bona nit! Dios!

Este finde ha estado marcado por la fiesta mayor de mi pueblo, con grandes conciertazos de orquestras de pueblo, tamborileros y piromusicales “Crisis Edition”. Dentro de tanto rollazo pueblerino, la feria de artesanía volvía con una para de lujo: la Magdalena de Proust volvía para enredarnos con sus geniales diseños de camisetas, bambas, baberos y delantales, entre otras muchas cosas:

El ambiente era genial, ya que parecía la típica feria temática de High School tan clásica, porque los de la feria medieval se colaron, y podías encontrar pan recién hecho, cocas de todos los sabores, chuches artesanales y el mejor queso ever (es tan, tan, tan bueno que quizás le haré una entrada si no me lo como antes).
Al final Alex compró dos camisetas, una para él y otra para mí con la mejor canción ever de Arctic Monkeys (mañana si me buscais, aparte de encontrarme, la vereis puesta). Yo, además, le pedí un delantal freak para el Mother’s Day, que incluía a partes iguales Rolling Stones, David Bowie, Lost y el Barça. Cabe decir que mi madre alucinó, así que misión cumplida.

Pero, let’s face it, hay algo que marcó la historia de la opinión pública el sábado. Y es lo que se llama un…

Quién me conoce sabe que muy, muy difícilmente aguanto un partido de futbol entero. Pero cuando es un espectáculo lleno de chorreo y humillación blanca, ahí me tendreis en primera fila. Incluso Alex, aunque estuviera con el portátil puesto, vivió discretamente ese momento histórico, que recordarán nuestros nietos.
Y es que, Madrid, nuestras portavoces tienen algo que deciros: