buenorros

Guardians of the Galaxy, o Chris Pratt bailando ‘Hooked on a Feeling’

Crítica Guardians of the Galaxy

‘Guardians of the Galaxy’ se ha postulado como la peli de superhéroes del verano. Yo la esperaba como agua de mayo por mi fanatismo incondicional a Chris Pratt, el hombre que está más sexy cuando ni siquiera lo intenta, y que está casado con Anna Faris, razón de más para adorarle.

Por lo visto, esta nueva saga de héroes marvelianos es una de las más indies de todas. Ni Thor ni Ironman ni, por supuesto, los X-Men o el Capitán América son tan desconocidos. Pero tocaba renovar, recordemos que hay programados más de 20 estrenos de cómic en el cine hasta 2016. ¿Y qué hace a ‘Guardians of the Galaxy’ diferente? Muchas cosas:

  • Una historia típica, pero entrañable: un humano abducido, un zorro/mofeta que habla, un hombre árbol, una mujer verde y un guerrero ciclado con ganas de dar golpes. Todos, unidos por una misma causa, o causas diferentes, pero con un mismo método. Habrá peleas, cachondeo y muchos mamporros. Y, lo mejor de todo, no sientes que los guionistas te traten de idiota mientras disfrutas de esas escenas.
  • La banda sonora: por primera vez en la historia, una banda sonora llega al número 1 de Billboard sin el apoyo de un single nuevo. El Awesome Mix que la madre del protagonista regala a su hijo resuena por toda la galaxia. Y es imposible no bailar con los 12 temazos que incluye. Esperamos que, visto el éxito de la primera parte, para la segunda se animen a lanzar una edición limitada en cassette.
  • Chris Pratt: ¿Hace falta decir más? Es uno de los actores que más va a dar que hablar. A mí me ganó, como a la gran mayoría, en ‘Parks & Recreation’, para después eliminar a Bin Laden en ‘Zero Dark Thirty’. El papel protagonista parece que lo hayan escrito para él, y espero verle mucho más en muchos más sitios.
  • El tono desenfadado y casi paródico del film: Como decía antes, en esta peli no te tratan de idiota. No intentan que sea un drama a lo Isabel Coixet mostrándote de forma banal y ridícula la inquietudes de los superhéroes (te miro a ti, ‘Man of Steel’). Es divertida, cumple y te hace reír. Si quiero algo más sesudo, ya me buscaré la vida. Y por eso se mea en muchas pelis actuales.
  • La duración: Parece algo ridículo pedir a una película que dure menos, pero tratándose de superhéroes, nos hemos acostumbrado a las 2 horas y media y eso no es ni medio normal. Los guardianes se ventilan la historia en mucho menos de dos horas y nos dejan contentísimos. Más no es siempre mejor.

Queda claro que ‘Guardians of the Galaxy’ me ha encantado, que sus protagonistas, pintorescos e imposibles, son lo más refrescante que he visto en mucho tiempo. Y lo más importante: han conseguido que me vuelva a ilusionar viendo superhéroes en el cine.

Anuncios