biblioteca

Biblioteconomia i Documentació 2001 2014

#10BiD

El sábado pasado celebramos los 10 años de mi generación universitaria. En 2004, recién llegado de mi concierto de Madonna en París, empezaba a estudiar Biblioteconomia i Documentació, carrera que como tal hoy no existe (se llama Grau en Informació i Documentació). Algo estaba claro: me encantaba organizarlo todo y me volvían loco los contenidos.

Hoy, por suerte, trabajo de lo que me gusta, en una vertiente que hace 10 años no existía pero que tiene mucho en común con lo que yo quería hacer con 18 años. Escribo, converso, comparto y, sobre todo, investigo. Vale, no soy el bibliotecario que debería ser, pero aquí hay sitio para cada loco y sus manías.

Y vamos a lo divertido: la cena. Mi inseparable Eli Ramirez (somos medio vecinos) me propuso organizar algo para celebrar nuestra primera década (de muchas). Una cena en la que reunir a la flor y nata de nuestra generación: es decir, todos. No pudieron estar todos, pero alucinamos con la de gente que aceptó. Y tocó ponerse manos a la obra: buscar fecha, local, pensar cosas divertidas para la cena (si no hay sorpresas, Eli y yo no organizamos nada), un buen hashtag y tocar un poco el corazoncito con un vídeo recopilatorio de las mejores fotos de los últimos 10 años.

El resultado fue apabullante: risas, anécdotas, puestas en común (hacía tanto tiempo que no nos veíamos) y por supuesto, el alcohol, que no podía faltar, para qué nos vamos a engañar. Como colofón de la noche, organizamos un mini concurso en plena cena, y cada asistente se pudo llevar un regalito (lo más low cost del mundo, pero no es eso lo mejor?).

El sábado, por una noche, volvimos a la facu. A disfrutar, reír, organizar 40.000 actividades y pasarlo como nunca. Aunque algún día también estudiamos, en serio.

 

Soy un content curator

Captura de pantalla 2013-11-21 a la(s) 09.36.50

 

Cuando hace casi diez años me senté por primera vez en la Facultad, reconozco que lo hice un poco a regañadientes. Me apetecía estudiar, pero no esa carrera. Un año más tarde descubrí que, sin saberlo, siempre había sido mi vocación. No la Biblioteconomía, sino la información, con todas sus letras y formas.

Ya sea escribiendo relatos, entradas de blog, emails o cartas contando mi vida, siempre me ha apasionado escribir. Pero no sólo eso, también hacerlo llegar al mundo y gestionarlo. Ver cómo funciona, qué tiene éxito, qué no porque, al fin y al cabo, cuando publicamos algo está dirigido a alguien al otro lado de la pantalla.

Mi nuevo trabajo desde septiembre lo abarca todo: me permite ser creativo, responsable tanto de comunicación como de márketing y, lo más importante, sigo aprendiendo y formándome.

Además de eso, continuo mi relación fiel con Cromosoma X, web en la que escribo desde hace ya casi 3 años y con la que creo que he terminado mimetizándome en el mejor de los sentidos y, junto al resto del equipo, la hemos llevado a ser todo un referente en su ámbito, de lo que estoy muy orgulloso.

Por eso, cuando el martes me llamaron para hacer una charla en mi facultad, la Facu, por la que pasé algunos de los mejores años de mi vida, no supe decir que no. Tenía 24 horas para preparar una presentación, pero me daba igual. Quizá no salió perfecta, pero creo que el mensaje quedó claro: de mi carrera se puede hacer casi de todo. Salimos multidisciplinares.

Se acabó el “biblioqué?” y el “¿Tenéis una asignatura para aprender a mandar callar?”. Los documentalistas ya no somos sólo documentalistas, somos content curators. Puede parecer un concepto nuevo, inventado por algún aburrido con ganas de llamar diferente a lo de siempre, pero a mi parecer, es un término que se adhiere perfectamente a las nuevas necesidades digitales.

Hoy en día, desde el punto de vista digital y 3.0, lo que importa no es perseguir al lector/espectador/usuario/whatever. Lo importante es crear contenido de valor que lo merezca, que llame la atención de esas personas, porque no aceptan cualquier cosa. En definitiva, que le podemos llamar como queramos, pero somos los guardianes de la información y eso, en el fondo, nos da más poder del que creemos.

 

 

[CH09] RedOne to the World Cup

Bueno, España va a la final del Mundial. Aquí en Chicago, no os creáis que no, que había ambientillo. De camino al curro había una familia al completo todos con sus camisetas falsas de la selección, y cuando he ido a comprar la comida (un poco antes de lo normal debido al evento) me he encontrado con otra llevando la bandera como capa.
En el Cervantes lo hemos vivido a trompicones: un poco en la sala de reuniones, un poco solo y el final con el director de la biblioteca en la misma biblioteca. Vaya dramas y nervios en esos últimos minutos. Pero ahí estamos. El domingo sí que probablemente vea la final solito, pero por la noche celebraré la victoria con Alex, que le voy a recoger al aeropuerto.
Y hoy, que con la tontería he salido una hora más tarde, he bajado poquito a poquito hacia mi residencia. Porqué? porque al ladito estaba lo que hoy planeaba visitar. Pero antes, un poco de arquitectura, que no me canso:

Antes de llegar al misterioso sitio me he encontrado con una camioneta de FOX NEWS, que siempre me ha hecho mucha gracia porque es un canal que emie Family Guy o 24 y luego es más facha que el brazo derecho de Aznar:

If. U. Seek. Amy. Doesn’t make any sense, doesn’t it?
Y ahora sí, por fin he llegado a la biblioteca Harold Washington, que es la más importante de la ciudad:

Parece un mercado pero no lo es. Es un edificio enorme como pocos, muy grande y muy ancho. Y he entrado por la entrada más fea, pero que daba a a la multimedia room que es como lo que yo siempre he soñado hacer: una sala para que los jóvenes se animen y fomenten su creatividad. PCs, MACs, instrumentos musicales, juegos, consolas, videos, cds… todo para ellos, y me ha parecido alucinante. Y cuando me he visto contándole mi vida al guardia de seguridad he decidido que necesito que venga Alex ya.

Este es el hall principal, con las banderas de esa gran nación, los USA y de esa gran ciudad, Chicago. Aquí he pedido si podía hacerme el carnet, y un chico supermono (desde luego, no sé donde están los americanos feos, pero de mí se esconden) me ha dicho que debo traer una carta para confirmar que tengo una residencia aquí, aunque sea temporal. Y me ha recomendado que me envíe una postal a mí mismo. Porqué soy muy fino, que sino le hubiera dicho, mándamela tú, morenazo!
Y luego me ha dado cosa hacer muchas fotos en la biblioteca pero os diré que es ESPECTACULAR. Es gigante, con 7 u 8 pisos, cada uno con millones de libros, muchísimo espacio, equipamiento para parar un tren… indescriptible. Quiero una biblioteca así en mi vida.

En la residencia nos han hecho un simulacro de incendio. Pero yo, que tanto presumo de inglés, no conozco la palabra simulacro. Así que he salido con lo puesto y sólo he cogido el monedero, el ipod (sin cascos) y la tarjeta. He empezado a correr por el pasillo y hasta que no he visto gente riéndose y los trabajadores haciendo hincapié en la palabra “drill” ya he comprendido lo que es un simulacro.
Y esto es todo por hoy. Os puedo contar que he estrenado mis cascos y que suenan de muerte y que me he comprado un gel Axe que huele a cereza. Y que he visto una peli española, Cachorro, a la que tenía ganas y de la que quizás hago una pequeña entrada. Pero pasemos a la canción, que hoy estoy más cansado de lo habitual. Hoy es la primera canción que ha sonado en mis nuevos cascos, y cómo suena!

Multiculturista

Hoy he hecho de voluntario en las segundas Jornades de Biblioteca Pública i immigració, en la céntrica biblio Francesca Bonnemaison.
Ha sido interesante, sobretodo por las exposiciones de las bibliotecarias de Colorado y Fresno, Stuttgart y de una ciudad francesa que no recuerdo. En el lado local, la de Palafrugell con una propuesta de radio interesante y la del Bon Pastor han mostrado cosas muy a tener en cuenta.
En el fondo me encanta todo el rollito de las jornades. Lo mejor son las caras de los profes de la Facultad de “horror! vosotros otra vez!” pero es que ya se hace raro un evento de estas características sin nosotros acechando…
Qué mejor manera de ilustrar la multiculturalidad que un cover disco árabe que el nuevo grupo de Mirwais, YAS, ha hecho de Stayin Alive. Os recomiendo fervientemente andar por la calle al ritmo de esta canción, como en el video de la original pero más en plan 2009.

Tenía tanto que contarte…

Ay que se acerca el final!!! Quiero pero no… Hoy ha sido la primera despedida en el trabajo. Ha sido mi penúltimo día, pero es que la compañera que me ha supervisado y ayudado este mes, Mei, no trabaja los viernes. Así que ha sido un poco rollo, porque ella me ha mimado mucho: siempre me ha dado los trabajos más cómodos, ha arreglado lo que no he entendido… la echaré de menos.

Y mañana despedida de todo el equipo. Pese a que no he llegado a intimar tanto con ningun otro que no fueran Mei y Vonny, todos han sido muy majos, pero sobretodo me ha encantado poderme pasear por todos los departamentos, escuchando lo que me cuentan sobre que trabajo hacen y yo contandoles lo mío… Ha sido genial. Pensaba que al ser tan grande sería más frío y distante, pero nada más lejos de la realidad. Son toda una familia y encima trabajan en equipo de forma formidable.

Bueno, tras esta inesperada introducción os cuento lo poco que he hecho hoy: Me he decidido a irme hasta el norte de Chancery Lane, algo parecido a lo que hice ayer pero un poco más por arriba. Y primero me ha sorprendido la biblioteca de Holborn:


Lo que no se ve de la foto mejor que no lo veais porque parece la entrada de atrás de un supermercado, todo de metal, superochentero y un poco guarro. Así que nos quedamos con esta especie de placa de cimiento semi curva.

Y luego, andando andando me he encontrado en una zona residencial… la casa de Charles Dickens! Teniendo en cuenta que hace 9 años fui a su residencia en Portsmouth, ahora ya casi he completado el pack!


Y entonces he decidido ir al British Museum, que no puede ser que no me hubiese acercado aún! Me he estado una media hora o así, porque me la quiero guardar bien para ir con Alex, que seguro que le pirran las cosas egipcias, momias, etc!

Me ha gustado como ha quedado esta estatua de la zona central, que en realidad no es tan brillante como parece.


Y nada, he chafardeado un poco el piso de arriba, he visto un par de momias (sobretodo una muy asquerosa que siempre que he venido a London la he ido a ver) y pronto me he ido. Eso sí, de nuevo, no me he quedado tranquilo hasta que no le he hecho foto al tejado de Norman Foster:


Y por último, me he dado una nueva vuelta por Gay’s The Word. No he comprado nada porque ya iba hipercargado! ah, que no os he contado que he comprado un par de camisetas oficiales de la LSE! una es para mi padre, que presuma de hijo, y la otra para mí, muy majeta ella, pronto me la vereis puesta.

Y nada, por hoy eso es todo. Mañana último día de trabajo! y ya queda muy poco para volver!!!

Did I have a point of view?


Cómo no. Hoy tenía que empezar por ella. Ayer arrancó su Sticky & Sweet Tour. Mucho hip hop, mucha actitud gangsta y a la vez mucho rock. La polémica esta vez no recae sobre ella, aunque pronto la habrá, porque en un momento de la gira sale vestida de monja escocesa, sino que todos los ojos están puestos sobre Britney Spears. Hace un cameo en forma de vídeo para Human Nature, canción que en 1994 Madonna usó como escupitajo a la prensa y a todo aquel que la criticara por hablar abiertamente del y de su sexo. Ahora, transforma la visión del tema y es Britney la que pide que le dejen “expresarse” y seguir con su vida. Chapeau.

Por lo demás mucho bailoteo, mucho gitaneo (literal, ya que pasa del flamenco español al flamenco rumano) y mucho caramelo duro.

Y este ha sido mi día:

De buena mañana nos hemos dirigido hacia el Museum of Childhood, dónde hemos encontrado una colección de juguetes históricos geniales! También tenían una fantástica exposición temporal dedicada a los carteles olímpicos, y no podía faltar Barcelona ’92 con Cobi! Y tenían todas las mascotas en una vitrina. Había de todo, desde los 2000 muñecos chinos de este año al de Atlanta, Sydney, México… muy chulo todo.

Pero si me quedo con algo es con este juego (y con la cara de la niña del medio):


Personalmente me gustaban las exposiciones de familias enteras que donaban sus juguetes con comentarios incluidos. Era genial ver una Game Boy Color y el texto de la abuela: en mi época salíamos a la calle y ahora entre la tele y esto no salen!!!

Después nos hemos perdido buscando el Victoria Park, porque resulta que ahí celebraban el relevo de los Juegos Olímpicos. Almenos al perdernos hemos visto bibliotecas y el precioso canal de Little Venice:


Afortunadamente, la vida nos ha traído el bus nº 8, que nos llevaba directos a Victoria Station (en la otra punta de la ciudad aunque se llame igual que el parque), y hemos comido y nos hemos dirigido a Buckingham. Y ahí estaba el cotarro!!! banderitas, mochilas, camisetas, chuminadas y mucho fiestorro!

Tenían un escenario gigante montado al lado izquierdo del palacio, y hemos visto una entrevista al famoso (y sexy) Michael Phelps, actuaciones de la talla de Will Young (el primer ganador del OT británico) y una exhibición aérea con colorines, aquí está:

La verdad es que nos ha pillado de casualidad, y en media hora ha terminado la cosa, pero ha sido muy divertido. Aquí veis el escenario, muy grande y patrocinado por VISA:


Más tarde hemos ido a comprobar como está Notting Hill y tras ver que estaba llena de basura y de gente pero sin fiesta, nos hemos vuelto andando a la resi, porque la parada de metro estaba cerrada para entrar! solo se podía salir! muy fuerte todo, si si. Almenos ha servido para que viésemos puertas de colorines:


Y ésto es todo por hoy! Estoy deseando que llegue un día que os diga: ay, no he hecho nada! Pero es que siempre acabamos cotilleando algo, aunque solo sea un ratito…

Y empieza la cuenta atrás. Hoy es el último domingo que postearé!!! Mañana tenemos fiesta nosotros, así que lo siento por los que trabajeis, nosotros tenemos Bank Holiday!

Just take my hand…

Hoy dejaré que las fotos hablen, que me duele un poco la cabeza y por eso he llegado un poco más pronto a la resi.

Lo que no quiere decir que no haya hecho cosas! Nada más salir de la LSE, me he encaminado al metro hacia el final de la Victoria Line: Brixton!

Al principio Brixton es muy bonito, con su multiculturalidad y colorido, pero luego… se vuelve un poco oscura, deshabitada e incluso algo siniestra! Es la primera vez que me paran dos personas pidiéndome dinero, aunque cuando les decía que no eran muy educados y se volvían.

Anyway, lo que he hecho ha sido una excursioncilla para ver una exposición algo freak: Madonna: Mother of the Universe. En plan Pop Art, eran unas 20 obras que mezclaban a la compositora de “Jimmy Jimmy” con cosas del día a día del pop. A destacar, las letras de madera pintada “U Must Love Me”, los 7 pecados capitales con una imagen serigrafiada en cada uno y el arbol de la música, que no lo pongo porque no está Britney, y si no está ella no es árbol de música ni es nada!


Para terminar el día madonnico, con dolor de cabeza y principio de constipado, me he acercado a The Punch Bowl, que es el pub que compraron los Ritchies, a sabiendas de que es uno de los más antiguos de la zona (data del siglo XVIII) y recientemente conocido porque resulta que si eres turista, te cobran más. Y se quedan tan anchos! Pero bueno, es Madonna, todo el dinero que pueda recopilar es poco. No me sorprendería que tuviese sangre catalana, porque es más agarrada la jodida…


Y, al ladito, he confirmado que la Eli me ha contagiado algo (y no es el constipado):

Las bibliotecas nos persiguen! Pues después de hacer la foto, me ha dado por chafardear el puestecito con libros a la venta y he visto CDS! Valían 1.50 Pounds, así que me he cogido uno de la Pink y otro de un triunfito de American Idol así rockero. Cuando he ido a pagar, solo tenía 2 pounds y poco y me dice: bah, te lo dejo en eso! Y ala, así me han salido más baratitos… Ya os contaré que tal, aunque por lo que me han costado, con que me gusten 2 canciones me basta!

Y este ha sido mi día de hoy. Lo he terminado pronto, pero me he dado cuenta que no por ello he dejado de hacer cosas! Ahora descansaré, que espero no estar incubando nada…