barcelona

27 songs from Barcelona

Ya hace 4 años que nos pasábamos el verano tarareando “I’m gonna sing this song with all of my friends…” y me da que no sólo era en Barcelona (o quizás sí).

I’m From Barcelona ya me enamoraron entonces con ese temazo, pero es que luego me robaron el corazón definitivamente con ese temazo llamado “Britney” en el que la defendían y criticaban a capa y espada con un poco de ironia, fanboyismo y una melodía fácilmente tarareable. Tan chula es que tienen un remix mío, fíjate tu.

Ahora se han decidido con un proyecto diferente y muy molón. Con “27 songs from Barcelona” nos regalan, desde finales de enero, una canción firmada por todos y cada uno de sus miembros. Y cuando digo regalan no lo digo en plan “han hecho una aportación impagable al mundo del arte” sino que sí, que la cuelgan de gratis en la web.

Lo mejor? que las canciones son buenas de cojones. Pop fresco, simpático, pero cada uno con su color y personalidad. Desde una que suena a Coldplay+Editors hasta otra en plan sesentera, otra más electro y alguna en plan eurovisivo. Porque todo eso suena bien? porque son suecos. Y si algo saben hacer los suecos (aparte de hacer de ellos mismos) es elaborar un tema pop como quien se rasca la cabeza.

Actualmente llevan unas 12 canciones, así que aún queda más de la mitad por descubrir (en plan calendario de adviento), pero sé seguro que si me mola me compraré la edición en vinilo, porque yo soy así.

No sé si se puede hacer hotlink pero no creo que haga mucho ruido, así que os dejo con la canción de mi componente favorito, el saxofonista que me pone burro desde el video de “We’re From Barcelona” (guardar como):

Anuncios

Elton John @ Palau Sant Jordi


Pues ayer fuimos a ver a Sir Elton John.


No os haré una crítica objetiva y conocedora, porque sólo me sé 4 mal contadas, aunque las disfruté todas. A quién debo agradecérselo sobre todas las cosas es a David LaChapelle, por preparar una escenografía tan detallada como exagerada, petarda y sobretodo divertida.

Desde los primeros vídeos con chicas en tetas y tíos besándose con unos fondos muy coloridos, hasta la parte más chunga, como en Someone Saved My Life Tonight, que me contó Alex que va de un amigo que le salvó de suicidarse, y el vídeo es él de joven metiendo la cabeza en un horno, mientras un angel (que está buenísimo) le salva. Y, de fondo, la siempre apoteósica Amanda Lepore vestida de novia y en tetas, a la vez que electrocutada en la silla eléctrica (con el chichi en llamas). Otro momentazo fue toda la sección 100% Vegas, con las canciones más rockeras y animadas y la mejor escenografía: todo eran cosas gigantes hinchables. De un lado del escenario salían unas patas de mujerona sexy, muy a lo Rolling Stones, y del techo colgaban un buen par de tetas. Luego se sumaron un plátano con dos cerezas a los lados (ejem) y otro plátano con la piel quitada a medias. En I’m Still Standing, además, podíamos disfrutar de un quintuple lapdance de la única e inigualable Pamela Anderson con su barra de stripper.

En mi favorita, Saturday Night’s Alright, animaron a unas 30 personas a subir al escenario con él (algo impensable para otros dinosaurios del pop como Madonna, a la cual se hubiesen cargado, solo por lo pesada que está últimamente). Y el bis terminó, cómo no, con una pequeña y cortita Your Song que siempre te alegra el día.

Estuvimos muy cerca y lo vimos muy bien sentaditos, porque es como se ha de ver a Elton John. Y él fue muy majo, recogió una camiseta del Barça a su nombre y saludaba a todo el mundo. Parece una señora mayor, pero es entrañable. Y aunque ya no llegue a los agudos, sigue tocando como Dios.

Press Start: Sticky & Sweet @ Barcelona

.

Bueno, ya ha llegado. Antes que nada quiero decir (y esto es un momento muy Madonna, pero lo digo sinceramente) que me ha encantado la cantidad de gente que me ha dicho que esperaba esta crónica.


Supongo que la esperais porque no es como las típicas crónicas. Ni las positivas ni las negativas. Me gustaría que la disfrutaran tanto los que lo vivieron conmigo como los que no pudieron estar y que sientan que han estado un poquito (total, ella es inmortal y volverá, fijo).

Todo lo previo al concierto en sí da para hacer una tv-movie, pero os lo resumo rápido: estuve desde las 11 de la mañana y me quemé, y luego fueron llegando todos y cada uno de los personajillos que formamos un grupo bastante escandaloso: Guille, Jordi, Gina, Esther, Oriol, Pau, Alex (sí, llegar la última y creerse la reina!!), Andrea y Samuel ya en horas más que tardías (cuando estábamos aplastados contra las vallas). El resto de la tarde incluyó juegos de cartas de 90210 (Póker de Donnas!), mucho sol (I’m burning up) y apretones, empujones, paraguas, homeless que consiguieron entrar y muchas, muchas risas y casi lloros.

Pero entremos al trapo. Tras un Paul Oakenfold genial (puso exitazos uno detrás de otro, Nellys, BEP, etc.) y de pronto aparecieron a bailar los sexy dancers de Madonna (luego vereis a nuestro nuevo favorito) y nada más y nada menos que Jesús Luz! Fue todo un show verle y gritarle aunque no nos oyera. El caso es que I Gotta Feeling cerró la sesión con esa genial frase “that tonight’s gonna be a good, good night…”


Y unos cuantos metros de plástico después, se apagaron las luces. Ladies & Gentlemen…

Candy Shop

Y se abrió la caja de caramelos. Como si no lo supiésemos, como si nunca la hubiésemos visto, ahí estábamos chillando como enanos. Una de las intros más sencillas pero efectivas de toda su carrera (el deletreo C-A-N-D-Y es brutal). No miento si digo que esta versión en directo me parece de lo mejor que ha hecho jamás. El baile, el mamoneo con los bailarines, el trono, ella sentada como una mamarracha… puro Madonna. Añadió unas pantallas con unas bocas comiendo un líquido viscoso, que es como arty. Brillante.

Beat Goes On

Y aquí un tema que en el disco me decepcionó (la original, con guitarra acústica, es mucho mejor), pero claro, aquí aparece Pharrell en pantalla super tío bueno, un Rolls Royce blanco y Kanye West nos rapea e intenta que no te guste! Como veis en la foto, fue el primer momento que se acercó tanto a nosotros.

Eso sí, el mejor sigue siendo Paul Kirkland, bailarín tío bueno que siempre andaba por nuestro lado…



Human nature

En Human Nature le vimos el culete, así que disfruté también de los pantallazos de Britney encerrada. Me encanta el concepto de Human Nature remezclado para el caso Britney. Aunque ahora ya está un poco caduco, no tuvo precio que todo el Estadi Olímpic disfrutase de un apoteósico It’s Britney, bitch. El guitarreo le sienta de muerte al tema, por cierto, aunque sea Monte Pittman quien toque, que lo vimos, nena!

Vogue

Sample de 4 Minutes, canción que tocaría una hora después (eres hortera hasta para samplear!), pero cantar Vogue en directo es un mérito de esta gira, así que guay. Ahí salió la genial foto de ayer, y fue todo muy milimétrico y muy perfecto.

Die another day

Primer interlude de la noche, con ella boxeando, sudando, limpiándose la entrepierna con una esponja y agarrando micros que cuelgan lascivamente como escrotos. El remix, impresionante, pero lo mejor es el apoteosis final con los DIE-DIE-DIE-DAY-DAY-DAY mezclados una y otra vez. Os confirmo que la foto que acompaña este texto es mi actual fondo de escritorio.

Into the groove

Este mashup ya existía, lo había hecho una banda a modo de homenaje (creo) y ella en vez de cabrearse agarra y se lo queda y oye, medio Old Skool Part que tienes hecha. Se nos monta en una mesa de DJ con una barra de striptease que haría babear a Britney. Lo mejor, algo de lo que sólo Alex se dio cuenta: la mesa se movia de un lado a otro movida por un hombre bajo el escenario que giraba una especie de timón. La versión es perfecta, completa, variada, con samples de Jump y cuerdas y falditas rojas. La foto es horrorosa, pero me gusta creer que me estaba mirando.

Holiday/Celebrate/Everybody

Y aquí ya venía lo bueno. Celebration decía la jodida al principio, porque la base ES Celebrate! Por eso Jordi y yo le cantábamos: no more hesitation! Everybody wants to party with you!

Ignorando totalmente la letra de Holiday. En otro arranque de “a ver cuantas canciones consigo mezclar en 30 segundos” decidió que también estaba bien meter frases de Everybody. Y nosotros, encantados, porque se paseó como una perra por la pasarela (la zona caliente para nosotros). También hubo el homenaje a MJ en el que aproveché para mirar lo bueno que está Paul Kirkland.

Dress you up

My Sharonna sonaba, un clásico que no os sonará por el nombre pero si la buscais en youtube direis: ah si! Pues con Dress You Up, que deduzco que debe ser visto el éxito obtenido en el request time de la gira de 2008 (que no repite ahora y la odio por ello).

She´s not me

This one’s for the ladies! Odio esta frase y odio que la repita en cada concierto como si se le acabase de ocurrir. Afortunadamente, a partir de ahí todo es perfecto. Los pantallazos siguiendo la letra con imágenes de sus videoclips (shower con Rain, books con su sesión de fotos bibliotecaria…). Lo mejor de esta versión en directo es, musicalmente, la explosión rock que es la segunda mitad y la ya clásica parodia en la que disfraza a las bailarinas como sus antiguos looks y las viola y pervierte. Especialmente a la pobre chica que hace de Like A Virgin. Cuando magreó a la del Blond Ambition estábamos nosotros al lado y era como aarghhh.

Music


Otro mash up, ahora con Put Your Hands Up For Detroit, de Fedde Le Grand. Al final tampoco es tan diferente al Music original ya que mantiene muchos de los beats, y la versión fue genial, con muchísimo bailoteo, unos pantalones lilas tremendos y unas pantallotas con graffitis y metros y todo así muy urbano, muy moda. Hay un momento que hace “I’ll never wanna STOP!” y para, y hace orgasmos, pero como se equivocó antes en una frase nos suelta “like when I can’t remember the words!!” y mira, eso que nos llevamos diferente.

Rain

Interludio hortera con un hada hecha con paint pero en 3D así deprisa y corriendo con un remix bastante mono, eso sí, de Rain + Here Comes The Rain. Lo mejor, el gusanito verde que aparece para salvarnos del desmayo por aburrimiento.

Devil wouldn´t recognize you

Pantallas circulares bajadas. Dentro, un piano. Alguien encima. Una capa… y lluvia. La canta superbien (recordemos que TODO el concierto es en directo) y cuando dice YOU, se gira y nos señala y nos quedamos muertos. Pero lo mejor estaba por llegar…

Spanish lesson

Ahora os hago una confesión: todo el concierto lo canté o, bien dicho, lo berreé. Y bien los saben los que me rodeaban y me sufrían. Los conocidos y los no conocidos. Había dos brasileños delante mío que no gritaron nunca.

Me entraron ganas de echarlos a patadas, porque si has llegado a primera fila al lado de la pasarela es para dejarte llevar como una pantera en libertad. Y por eso cuando empezó la canción que más fans de Madonna odian en el mundo (seguro que hay una estadística) yo me volví loco, porque a mí me encanta. Una producción flamenquita toa reshulona de Pharrell y una letra ridícula y tontorrona mezclando frases “yo soy loco means you drive me crazy”. Especialmente ridículo fui yo siendo el único de los 45.000 (estoy casi seguro) que cantó la parte tarareada: “if you do your homework…”. Pero es una de mis canciones fetiches y así seguirá.

Miles Away

Otro de los momentos más especiales de la noche. Tras decirnos que siempre se lo pasa muy bien en Barcelona (pues ven más, cabrona), empezó este temazo que ha quedado anticuado por tener una producción caduca de Timbaland, pero no eclipsa su belleza. Tengo una teoría muy egocéntrica, pero para eso estamos, y es que cerca del final nos pidió a todos que cantaramos el “so far away” y bueno, digamos que mi voz estaba más resquebrajada que la de Whitney Houston de resaca. Pero yo seguía gritando. Y más. Y más “SO FAR AWAAAAY”. Y ella sonreía pero con cara de circunstancias, y quizás es porque se me oía! Porque, seamos sinceros, mucho Pista A y mucha tontería, pero luego la gente no cantaba, porque o bien no se las sabe (razón de expulsión ipso facto) o porque les gusta ir a escucharla cantar (razón de ejecución inmediata). A un concierto de esta mujer se va a berrear, a gritar y a decirle lo guapa que es. Y punto.

La Isla Bonita

Ella es tan así que sigue cantando la misma versión gitana de La Isla Bonita desde hace 4 años. Pero, de nuevo, nos da igual y nos encanta. Lela lela lela, lela pala tute! No sabemos qué coño significa, pero no importa, queda divertido! Aquí pidió que le lanzáramos camisetas. Y muchos lo hicieron, pero yo no, mis planes eran mucho más ambiciosos.

Doli Doli

Aquí nos lo perdimos casi todo porque estábamos detrás, pero afortunadamente la bailarina “Nelly Furtado” nos animó junto con Hypnosis y empezamos a dar palmas con ellos todos juntos.

You Must Love Me

Antes del baladón de la noche, tuvo unas palabras para recordarnos que valoremos nuestras vidas, que entre el MJ y el drama de Marsella no damos para sustos. Y cantó un temoto como la copa de un pino. YMLM nunca ha sido una de mis favoritas, pero esta versión es tremenda. El festival gitano da paso a unos violines y unas guitarras emotivas a más no poder. Y ella siempre hace eso que me saca de quicio y me hace temblar a partes iguales: hacer una frase y alargaaaaaaarla sin saber cuándo la va a seguir…

Get Stupid

Remake del interlude de 2008, quitando imágenes de Hitler y McCain y las del Yes We Can y poniendo corazones encima. Pero lo demás, todo igual: una retahila de imágenes crudas sobre muerte, consumismo, calentamiento global. Preocupación social y chorradas, aún no sé donde posicionarme. Sólo se que usa palabras sueltas de Beat Goes On, la parte favorita de Alex y la convierte en una canción nueva, y eso es que me fascina.

4 Minutes

Timbaland hace acto de presencia. Su careto inunda el escenario y bueno, Madonna hace la misma actuación que lleva haciendo siempre que tampoco es muy espectacular.

Pero es que me sale con una escafandra de Power Ranger y el pelo recogido como una vieja y ya me ha robado el corazón. Canta contra 4 pantallotes/ plafones/ biombos con Justins en su interior. Y genial, cómo no.

Like a prayer

Pero si me he de quedar con una actuación, es con ésta. Yo y unas 45.000 personas más. Porque cantar Like A Prayer mola, pero cantarla con una base chunga bakaluti de los 90 épica y que explota y que todo son gritos e histeria y ves a la gente en las gradas que está a punto de lanzarse de lo histéricos que estan y de lo genial que es la actuación, entonces es cuando sabes que todo vale la pena. Aunque salgan cosas judías en las pantallas.

Frozen

Bye Bye Hung Up! Se acabó la versión rock de uno de sus mayores hits (según Alex soy el único fan de esa versión). En cambio, nos encoloma una versión de Frozen que tiene una base un poco más animada, pero sigue siendo una balada. La canta arremolinada en el suelo, pero de pronto, todo se para. Corre hacia la pasarela. Y entonces explota. I’m Not Alone. Calvin Harris! Ya lo sabía, pero me gusta fingir que no. Y nada, empieza a cantar en versión vocoder el puente de Open Your Heart (es una mujer muy extraña) y Frozen en versión Manolo, porque sino no entona la melodía con el Calvin. Aún y así, todo maravilloso y espectacular.

Ray of light

Siempre la canta. Siempre lo digo pero es que ES VERDAD. Aunque bueno, cuando llega, yo la recibo encantado, como buen hipócrita. Pero es que Stuart la mejoró en 2006 y ahí se quedó el temoto con esa base tuntuntunturruntuntun. Y en esta sí que canta hasta la tía Pepa, porque nos la sabemos y porque nos encanta entonar casi mejor que ella. Los bailarines japos simétricos (de los que no he hablado pero que salen desde la parte gitana) llevan unos cascos plateados que hacen brilli brilli y molan.

Give it 2 me

Y tristemente se acerca el final. Give It 2 Me con sus pantallotes de videojuego que tanto me ponen. Insert coin, naves, lásers… I’m lovin it! Aparece con un guante blanco homenaje a MJ pero encaja muy bien porque en la coreografía original se levantaba el brazo derecho (en una forma no-hitleriana) mientras nos bañaban los lásers verdes de videoclip de J.Lo.

Y llegó el momento.

La música paró y ella pidió que cantáramos el Give it 2 Me. Y bajó AL OTRO LADO. Y

o no podía conmigo mismo, pero aguanté como pude, y cuando vi que subía al escenario lo hice. Le lancé la camiseta que me había hecho Esther en la que ponía mi canción favorita: X-Static Process. Y que pasó? Que NO LA VIO. Mi gozo en un pozo. Y la gente empezó a lanzar cosas. Banderas de Colombia, chorradas varias… horror! Pero de pronto llegó Hypnosis, el negro que mola, y recogió mi camiseta. Por lo visto, deben tener órdenes de tirarlas, pero la cogió y se la metió en la entrepierna!!! Entre tanto, Madonna recogió las banderas colombianas & demás y las TIRÓ. Pero claro, como mi camiseta no estaba ahí, estaba en el paquete de Hypnosis, que pasó? Que se fueron, bajaron del escenario, con NUESTRA camiseta! En la siguiente foto podeis ver que la lleva metida en el pantalón…

He de decir que Guy Oseary me hizo una foto a la camiseta, pero bueno, ahora todo está en manos del destino, a saber si algun día la verá la mujer y dirá: ay, Dios, a alguien le gusta esa canción?

También tiraron púas oficiales del concierto y de Monte Pittman, y conseguí hacerme con una:

Y básicamente eso fue el concierto.

Pero desde luego, valió la pena quemarme vivo, los gritos, las risas, el estrés, las Kelly Taylors y todo lo que os acabo de contar.

Estoy seguro de que pronto volverá y, como dice Alex, ahora Pista A forever, todos nos meteremos en la zona enjaulada donde seremos sus perros y le lanzaremos cosas que recogerá.

Y punto.

Insert coin…